Israel está a punto de convertirse en el primer país del mundo en probar la vacuna oral contra el COVID-19, desarrollada por Oramed Pharmaceuticals, dijo el director ejecutivo de la compañía, Nadav Kidron, a The Jerusalem Post.

Esta vacuna debe probarse primero en 24 voluntarios que no han recibido ninguna otra vacuna. La mitad de este grupo tomará una pastilla, la otra mitad tomará dos. A continuación, se examinará cuántos anticuerpos se produjeron.

Vacunación en la casa

Kidron ve todo tipo de beneficios en el desarrollo de una vacuna que la gente pueda tragar. “Ya no sería necesario recurrir a profesionales para administrarlo y el producto podría distribuirse a gran escala. La gente podría incluso vacunarse en casa”, anunció.

En la publicación del medio israelí se anunció que la subsidiaria de Oramed, Oravax Medical, se está preparando para comenzar los ensayos clínicos de su vacuna en el Centro Médico Sourasky en Tel Aviv después de recibir la aprobación de su protocolo de estudio por parte de la Junta de Revisión Institucional del hospital.

La empresa israelí trabaja de manera conjunta con Premas Biotech de India en la creación de una vacuna oral contra el COVID-19. Foto: Gentileza.

Esperan aprobación

Solamente se espera, para las próximas semanas, la aprobación del Ministerio de Salud de Israel. Oravax ya completó la fabricación GMP en Europa de varios miles de cápsulas que estarían disponibles para la prueba israelí y, finalmente, en otros países.

En marzo, anunció una empresa conjunta con Premas Biotech, con sede en India, para desarrollar una nueva vacuna oral. Juntos formaron Oravax. La vacuna se basa en la tecnología de administración oral “POD” de Oramed y en la tecnología de vacunas de Premas.

Lea también: El COVID-19 “se está convirtiendo en pandemia de no vacunados”, dicen en EEUU

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar