La vacuna Pfizer/BioNTech es eficaz contra el COVID-19 en más del 95%, pero el nivel de efectividad cae considerablemente si se recibe solo una de las dos dosis, según un estudio realizado en Israel, el más grande hasta la fecha con datos en la vida real.

El estudio fue publicado en la revista médica The Lancet. Según sus autores -científicos de Pfizer y del gobierno israelí-, confirma “los beneficios para la salud pública de un programa nacional de vacunación”. Señalan que en Israel, campeón mundial en la materia, la vacunación “ha sido el principal motor de la caída de las infecciones por COVID-19”.

Leé también: Novavax prueba su vacuna en adolescentes en EEUU

Pero conviene ser prudente a la hora de generalizar estas conclusiones a otros países porque la velocidad de los programas de vacunación y la evolución de la pandemia varían de un Estado a otro, advierten. Este estudio es la versión publicada y revisada por otros científicos independientes de los primeros resultados revelados en marzo por Pfizer y por el Ministerio de Salud israelí.

Se basa en los datos recabados entre el 24 de enero y el 3 de abril, cuando el 72% de los mayores de 16 años (casi 5 millones de personas) y el 90% de los mayores de 65 en Israel habían recibido las dos dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech. El análisis aborda sobre todo la eficacia de la vacuna frente a la variante británica (denominada B.1.1.7), que era predominante en el país.

“Altamente eficaz”

Muestra que la vacuna es “altamente eficaz” en los mayores de 16 años siete días después de la segunda dosis: protege al 95,3% contra las infecciones, al 97,2% contra las hospitalizaciones y al 96,7% contra la muerte. Los niveles de protección son similares para los mayores de 85 años.

Pero bajan drásticamente cuando las personas han recibido solo una de las dos dosis: el 57,7% contra la infección, el 75,7% contra la hospitalización y el 77% contra la muerte en los mayores de 16 años. El estudio “muestra la importancia de una vacunación completa en adultos”, con dos dosis, estiman los autores. Además según ellos una sola dosis también podría proteger menos tiempo, sobre todo con la aparición de variantes más resistentes a la vacuna.

Te puede interesar: Cohete chino: “Larga Marcha” rumbo a la luna y Marte

Durante el período de análisis hubo 232.268 infecciones por COVID confirmadas en Israel (con 4.481 infecciones graves y 1.113 muertes), y casi el 95% de las muestras analizadas eran de la variante británica, de modo que no se ha estudiado la eficacia de la vacuna contra la variante sudafricana. En febrero un estudio realizado en Israel y publicado en la revista NEJM llegó a conclusiones similares.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar