La confianza en la vacunación sigue siendo baja en Europa, pero tiende a aumentar ligeramente, estiman los investigadores, que subrayan la importancia de este tipo de encuestas de cara a una futura vacuna contra el nuevo coronavirus.

“Con las enfermedades emergentes como el COVID-19, es vital vigilar regularmente el estado de la opinión pública para identificar rápidamente los países y grupos donde la confianza se erosiona”, comentó la principal autora de este estudio, a una escala sin precedentes, Heidi Larson, de la London School of Hygiene & Tropical Medicine.

Leé también: Trump se vanagloria por su nominación al premio Nobel de la Paz

Esto permitirá determinar “dónde hay que actuar para restablecer la confianza, para que tantas personas como sea posible puedan beneficiarse de las nuevas vacunas que salvarán vidas”, añadió, citada en un comunicado de la revista médica The Lancet, que publica los resultados este viernes.

Los investigadores compilaron cerca de 300 encuestas nacionales realizadas en todo el mundo entre el 2015 y el 2019, y las completaron con nuevos elementos y modelos informáticos. En total, este estudio reúne las respuestas de cerca de 300.000 adultos sobre “la importancia, la seguridad y la eficacia de las vacunas”.

En Europa “la confianza en la seguridad de las vacunas aumenta en varios países, como Finlandia, Francia, Italia, Irlanda o el Reino Unido”, señalan los autores. En Francia, donde la desconfianza hacia las vacunas era muy fuerte en los últimos años, el 30% de las personas encuestadas en diciembre del 2019 creían que las vacunas eran seguras, en comparación con el 22% en un sondeo de noviembre del 2018.

Lea más: Incendios amenazan gigantesco humedal de Brasil con la mayor reserva de jaguares

En el Reino Unido, la confianza en la seguridad de las vacunas pasó de 47% al 52% entre mayo del 2018 y noviembre del 2019. La tendencia inversa se observa en Polonia, donde pasó del 64% en noviembre del 2018 al 53% en diciembre del 2019, lo que ilustra “el impacto creciente de un movimiento local antivacunas muy organizado”.

El estudio cita seis países en los que la desconfianza hacia las vacunas ha aumentado considerablemente desde el 2015: Afganistán, Azerbaiyán, Indonesia, Nigeria, Pakistán y Serbia. Los investigadores lo ven como “una tendencia preocupante” arraigada en la “inestabilidad política” y el “extremismo religioso”.

La profesora Larson también señala la “desinformación”: “Una caída significativa en la cobertura de las vacunas coincide con miedos infundados sobre la seguridad de las vacunas, que siembran la duda y la desconfianza”.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar