Washington, Estados Unidos | AFP |

Al menos tres personas murieron después de usar cigarrillos electrónicos en Estados Unidos, dijeron este viernes autoridades de la salud que también informaron que el número de pacientes con dificultades respiratorias graves relacionadas con el vapeo se duplicó a 450 en el país.

Funcionarios federales no confirmaron qué marcas o sustancias en los líquidos de los cigarrillos electrónicos podrían haber causado los problemas respiratorios observados, que derivaron en internaciones, asistencia respiratoria y, en algunos casos, comas artificiales.

Pero un denominador común frecuente en los pacientes es que habían estado vapeando productos con THC -la sustancia activa del cannabis- comprados en el mercado negro, la calle o Internet.

El estado de Nueva York sospecha que un aditivo que contiene vitamina E, que normalmente se utiliza como cápsula o crema para la piel, pueda ser la causa de las enfermedades al pulverizarse a altas temperaturas e inhalarse.

Pero autoridades federales de la salud se mostraron más cautas este viernes, durante una conferencia telefónica, a la espera de conclusiones claras de análisis de laboratorio.

"No se ha identificado una sustancia o molécula única, incluido el acetato de vitamina E, en todas las muestras analizadas", dijo Mitch Zeller, director del centro para el tabaco de la agencia estadounidense de Drogas y Alimentos (FDA).

"Todavía no tenemos todas las respuestas", agregó Ileana Arias, directora de enfermedades no infecciosas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Las tres muertes registradas ocurrieron en Indiana, Illinois y Oregon este verano boreal. Un cuarto deceso es objeto de investigaciones para confirmar si también está ligado al vapeo.

"Mientras la investigación continúe, los CDC recomiendan no usar cigarrillos electrónicos", dijo Dana Meaney-Delman, responsable de la respuesta de salud nacional. "Los cigarrillos electrónicos contienen muchos químicos y aditivos, y no se puede saber qué hay en cada producto".

“Nunca vi algo así”

Estos problemas respiratorios son aún más impactantes porque aparecen de repente, en pacientes a menudo jóvenes y sin problemas de salud. En Illinois, la mitad tenía menos de 19 años.

Los síntomas a menudo correspondían a la neumonía lipoidea, dijo un médico de Carolina del Norte, que sucede cuando lípidos penetran los pulmones.

Sean Callahan, neumólogo del hospital de la Universidad de Utah, trató a uno de estos pacientes, de 20 años. Su dificultad respiratoria era tal que tuvo que ser conectado por una semana a una máquina que oxigenaba su sangre, ya que sus pulmones no funcionaban.

"Nunca había visto eso antes", dijo Callahan a la AFP. "Por lo general, los pacientes que necesitan esa máquina tienen formas muy avanzadas de influenza o neumonía, o tienen sistemas inmunes debilitados debido al cáncer o la quimioterapia".

El joven finalmente salió y se fue a su casa, pero las posibles secuelas a largo plazo aún no se han confirmado, según el médico.

Estas enfermedades aumentan la presión sobre los fabricantes legales de cigarrillos electrónicos, como Juul, líder del mercado, acusado de promover activamente su producto entre los jóvenes como una alternativa saludable al cigarrillo.

Unos 3,6 millones de estudiantes de secundaria usaron productos de vapeo en Estados Unidos en 2018, un aumento de 1,5 millones sobre el año anterior.