Por Alberto Castro

Humberto Barchini fue el primer paraguayo que tuvo un dron. "Llegó a Paraguay hace seis años y lo hicimos volar. Un año después llegó el primer dron para filmaciones aéreas", apuntó el presidente de la Asociación de Operadores de Multirrotores en Paraguay.

Foto: Aníbal Gauto.

Hay un aparato volador que se convirtió en moda. Repentinamente, se transformó también en una oportunidad de trabajo, negocio o investigación. El gran interés que acaparan estos objetos voladores no tripulados, llamados drones, queda patentado también en cualquier muestra, feria o exposición tecnológica. Son la "niña bonita". Es, sin dudas, el segmento que más atrae o más suscita interés en el campo más avanzado de la técnica de hoy en día.

El primer dron llegó al Paraguay en el 2011 y levantó vuelo para usos profesionales. Desde el mapeo 3D hasta su uso en empresas periodísticas o de tecnología, llegó primero como una rareza experimental, un hobbie, y luego como herramienta de trabajo. "El primer dron que yo tenga conocimiento llegó a Paraguay hace seis años. Ese equipo llegó y lo hicimos volar. Un año después llegó el primer dron para filmaciones aéreas. Fue un experimento", describe el ingeniero informático Humberto Barchini.

Aficionado a la aviación, cuenta que el dron es parte de su rutina laboral diaria, incorporándose a la maquinaria logística de eventos, shows, filmaciones o spot publicitario. "Lo que más se mide es el tipo de cámara.

El más grande que hay es un equipo de ocho motores, que pesa 19 kilos, con una autonomía (de vuelo) aproximada de 10-14 minutos. Es el más grande de Sudamérica", destacó. "En Estados Unidos hay drones con personas volando dentro de él, dentro del patio de su casa, como una especie de móvil personal. Solo que en vez de cuatro motores, tienen cuarenta motores", agregó.

"Comprar y hacer volar es fácil. No es lo ideal. Habría que leer el manual de instrucciones para operar el dron, evitar los accidentes y evitar los equipos perdidos, porque cada semana se pierden equipos", resaltó al paso, mientras nos enseña un dron en miniatura comprado por 30 dólares en Ciudad del Este.

DRONES EN PARAGUAY

"No tenemos un registro oficial de drones en el Paraguay. Pero nosotros llevamos una cuenta en foros y grupos de WhatsApp donde contabilizamos alrededor de 2 mil drones volando, por lo menos. Una vez se quiso hacer una competencia entre 8 y 10 drones (Asunción y Ciudad del Este), no se concretó, es un segmento muy divertido y en cualquier momento puede darse un campeonato como en otros países, donde hay ligas de drones y todo eso. Lo que falta es tiempo para organizar", graficó.

MANUAL DE INDICACIONES

"Lo que no queremos hacer ninguno de nosotros, los que operamos el dron, es leer el manual de indicaciones. Creo que así se evitarían muchos accidentes. La gente levanta el dron sin leer el manual", enfatizó a renglón seguido.

AEROMODELISTA

Activista y promotor de grupos de drones, Humberto Barchini no acepta el término "pionero". Se autodefine "aeromodelista". "Vengo con esa costumbre de tener un taller", dice.

AOMP

La Asociación de Operadores de Multirrotores en Paraguay es una asociación sin fines de lucro, conformada para agrupar a los operadores de multirrotores, drones o vehículos aéreos no tripulados en el Paraguay.

Comisión Directiva de la Asociación de Operadores de Multirrotores del Paraguay – AOMP:

Presidente: Humberto Barchini
Vice Presidente: Juan Carlos Spiess
Tesorero: Miguel Pacheco
Síndico Titular: Gerardo Monzón
Síndico Suplente: César Bao Tarragó

Vocales
Antonio Segales
Álvaro Alfonso
Víctor Báez
Carlos Juri

Dejanos tu comentario

10H

¿Los senadores deben votar por la destitución de Rodolfo Friedmann?

Click para votar