El actor Paing Takhon, una de las celebridades más populares de Birmania que se opuso al golpe de Estado militar, fue detenido por la junta que persigue a decenas de personalidades en el país. Paing Takhon, modelo, actor y cantante muy popular en Birmania y en la vecina Tailandia, fue interpelado en el domicilio de su madre en Rangún y detenido, según la prensa local.

El miércoles pasado, en uno de sus últimos mensajes en las redes sociales, el joven de 24 años dijo “que desde hace unos días no tiene buena salud”. “Tengo el corazón roto”, “Devuélvanos a nuestro héroe”. Las condenas proliferaban en internet donde Paing Takhon tenía millones de seguidores antes de que le cerraran sus cuentas de Facebook e Instagram.

Lea más: Australia culpa a la Unión Europea por atraso de plan de vacunación

Su familia no pudo ser contactada inmediatamente para ofrecer detalles de su detención. El actor fue una de las primeras personalidades del país que condenó el golpe de Estado del 1 de febrero contra el gobierno civil de Aung San Suu Kyi y exigió su liberación.

También participó en varias manifestaciones prodemocracia donde arengaba a la masa con un megáfono. “Ayudénnos a parar los crímenes contra la humanidad”, escribió en las redes sociales para condenar la represión sangrienta de las fuerzas de seguridad que ya ha dejado unas 600 víctimas, entre ellas medio centenar de menores y adolescentes.

Paing Takhon estaba en una lista de 120 celebridades -cantantes, modelos, periodistas- objeto de un mandato de detención. Están acusadas por el régimen de haber difundido informaciones susceptibles de provocar motines en las fuerzas armadas.

Lea más: Primer ministro paquistaní, criticado por vincular violación y vestimenta de mujeres

Más de 2.800 personas han sido interpeladas desde el 1 de febrero. Muchas, sin acceso a la familia o a un abogado, están en paradero desconocido. La movilización a favor de la democracia se prosigue con muchos trabajadores en huelga y sectores enteros de la economía paralizados.

Pero los manifestantes son cada vez menos numerosos en las calles por miedo a las represalias. La represión “se concentra ahora en las zonas rurales”, asegura la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos (AAPP). Al menos 12 civiles perdieron la vida el miércoles a manos de las fuerzas de seguridad, según la ONG.

Fuera de Birmania, el embajador en Londres Kyaw Zwar Minn, que manifestó el mes pasado su apoyo al gobierno de Aung San Suu Kyi, acusó el miércoles al agregado militar de “ocupar”, por orden de la junta, la representación diplomática y prohibirle entrar en la misma.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar