Diego Maradona celebra este viernes su 60º cumpleaños sin estridencias y aislado en su casa en prevención del COVID-19, aunque el mundo del fútbol le rinde culto a la leyenda de quien fue artista y mago de la pelota. Lo que “el 10” no pierde, ni en confinamiento ni con los achaques de salud, es su genio rebelde y bromista y a pocos días de su 60 aniversario volvió a mentar la inefable “Mano de Dios”.

“Sueño con hacerle otro gol a los ingleses, con la mano derecha esta vez”, bromeó en una entrevista con la revista France Football. Aquel primer gol lo hizo con el puño izquierdo a Inglaterra (2-1). Después le marcó el más espectacular de la historia mundialista. Eran los cuartos de final de México-1986. Días más tarde, en el estadio Azteca alzó la Copa del Mundo y llegó a la cima de su carrera a los 25 años.

El aislamiento para protegerse del virus se lo ordenó días atrás su médico por haber tenido el capitán histórico de la selección albiceleste contacto con un allegado sintomático de coronavirus. Es casi seguro que se pierde de celebrar el aniversario en su lugar en el mundo: la cancha. Dirigirá por control remoto a su equipo, Gimnasia y Esgrima La Plata, ante Patronato, en el retorno del fútbol local tras ocho meses de parate y pesadilla epidemiológica.

Lea más: “Volvamos al mundo” se denomina la nueva campaña de operadores turísticos

Intimidad maradoniana

El festejo será íntimo. Se habían conocido planes de armar una foto con sus cinco hijos reconocidos, los matrimoniales y los que no lo son, más el nieto Benjamín, cuyo padre es Sergio ‘Kun’ Agüero, pero no hay nada confirmado. Maradona reside en Brandsen, al sur de la ciudad de Buenos Aires, a solo 10 minutos de Estancia Chica, el polideportivo de Gimnasia.

La casa está rodeada por un parque, cancha de fútbol, piscina y asador de carne. Una de sus hijas, Jana, cultiva en el predio una huerta orgánica para que su padre pueda comer vegetales sin agrotóxicos. Su entrenador y el médico le han organizado rutinas diarias de bicicleta fija, aerobismo, guantes, gimnasia y kinesiología, con alimentación balanceada.

Pelusa y el rey

El día estará nublado pero lloverán los saludos. Hay quienes pasarán a visitarlo. No sería raro que Pelé le retribuya el cálido mensaje por su 80º cumpleaños. Es la reconciliación entre los dos ídolos, considerados los mejores futbolistas de la historia, que tantas rencillas verbales tuvieron. Maradona lo saludó tratándolo de “O Rei”.

“Quiero sumarme a este homenaje universal, muy felices 80 años de vida rey Pelé!!!”, le dijo al otro mito viviente del fútbol sudamericano. No debería esperarse, en cambio, mucha efusión de parte de la FIFA, a cuyos líderes históricos ha tildado de “mafiosos”, “ladrones”, “dictadores” e “ignorantes”. Entre los primeros saludos seguramente estarán los de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. Los acaba de elogiar. “Están un escalón por encima de los demás”, le dijo a la revista francesa.

“O sole mio”

Con una vida de película, cuento de hadas, epopeya y a veces novela de terror por los episodios de adicciones, pendencias y escándalos, también le llegará la idolatría desde Nápoles.

“Esto es para la Italia rica, que se piensa que Nápoles es el norte de África”, decía cuando se ganó la adoración mística de los napolitanos, agradecidos por los dos scudettos y dos copas, huellas indelebles en el San Paolo.

Orgulloso de su origen

Maradona siempre rompió los límites del rectángulo verde de 100x70 para ser la voz de los “de abajo” contra “los de arriba”. Su lema de cabecera es: “Nunca voy a renegar de mi origen”, en una “villa miseria”, en el asentamiento Fiorito, de la periferia profunda, obrera y pobre.

Nació en el sanatorio “Evita”, nombre premonitorio de su filiación peronista (como el actual gobierno), y es posible que la calle de ese centro de salud sea cambiado y lleve el nombre del excapitán albiceleste. Tiene al “Che” Guevara tatuado y a los líderes populares latinoamericanos en la memoria.

Lea más: Alto funcionario de la ONU pide “respeto mutuo” tras la publicación de caricaturas de Mahoma

El natalicio será momento de renovar su activismo social y político. Se lanzará la campaña benéfica “Las diez del 10”. Diez ciudades y diez camisetas de la Selección con su firma. Junto con la Cruz Roja y el gobierno las subastarán y recolectarán fondos para alimentos y obras edilicias.

Una de las diez ciudades es Esquina, en la litoraleña provincia de Corrientes, donde nacieron sus padres, doña Tota y don Diego, más conocido como “Chitoro”. El matrimonio tuvo ocho hijos. Al regresar en el 2019, cada partido de Gimnasia y cada estadio fueron una fiesta de millares de hinchas cantando “Maradó, Maradó”. Esta vez el canto y el soplo de velitas será virtual. Es el amor en los tiempos de la pandemia.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

14H

Cientos de paraguayos viajan a EEUU para acceder a las vacunas contra el COVID-19, ¿qué opina al respecto?

Click para votar