Otro miembro de la realeza europea da positivo al COVID-19. Esta vez se trata del príncipe Joaquín de Bélgica, quien dio positivo a la prueba luego de haber participado de un evento.

El heredero tiene 28 años y es décimo en la línea sucesoria al trono de Bélgica, hijo de Lorenzo de Austria-Este y Astrid de Bélgica. De acuerdo a portales internacionales, el joven habría viajado a España para reunirse con su novia, Victoria Ortiz, situación que lo llevó a participar de diversos encuentros sociales.

Para tener en cuenta: Sociedad de Neumología insta a no relajarse en esta cuarentena

Según portales internacionales, portavoces del palacio real de Bélgica han confirmado que Joaquín tiene COVID-19, pero en su alegato señalaron que fue por motivos de prácticas laborales.

Además, la casa real confirmó a los medios que el estado de salud del príncipe “no es preocupante”, ya que presenta síntomas leves.

Leé también: Sequera: “Es frustrante ver que no llegaron los escudos para esta batalla”

El príncipe también se ha visto envuelto en una polémica, pues la fiesta a la que acudió en un domicilio particular rebasó el número permitido de personas congregadas en un mismo lugar establecido por los especialistas de la salud en España.

Dejanos tu comentario

23H

¿Cree que el ministro del Interior debe seguir en el cargo tras este nuevo ataque en el Norte?

Click para votar