Quizás ya escuchaste de ella pero con otro nombre “achicoria”. Estas hojas verdes no son tan populares como otras verduras por su sabor amargo, sin embargo, contienen importantes nutrientes.

Proviene del Mediterráneo, también es conocida como “achicoria” y pertenece a la familia de las asteráceas. Es muy popular en la cocina Italiana y generalmente se cultiva con fines gastronómicos, aunque también posee propiedades medicinales.

Entre sus compuestos se destacan: los ácidos orgánicos, pectina, vitamina C, vitamina B, potasio, magnesio, hierro, fósforo y calcio, presentes en sus raíces. También contiene inulina, un polisacárido que absorbe y ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, lo que la vuelve ideal para personas que padecen diabetes.

Para todo lo que es buena

Consumida con regularidad, mejora los procesos metabólicos y combaten la retención de líquidos. Su sabor amargo se debe a que en sus raíces se encuentra el glucósido intibin, que se usa en productos farmacéuticos como vasodilatador y junto a la vitamina B normaliza la actividad del sistema nervioso.

También es antimicrobiano, antiinflamatorio, colerético y antipirético. Al tener muy pocas calorías (17 cada 100 gramos) y estimular el metabolismo, es muy eficiente para complementar los planes alimenticios para bajar de peso.

Su acción depurativa ayuda a eliminar las toxinas del riñón y el hígado, así como también estimula el apetito y favorece los procesos digestivos previniendo flatulencias y el estreñimiento. Estas hojas verdes también fortalecen el sistema inmune, ya que 30 de sus componentes son antioxidantes, destacándose el betacaroteno, responsables de combatir los radicales libres.

Reducir el estrés y dormir mejor

Por último, pero no menos importante, ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad porque contiene propiedades sedantes, por lo que la es ideal para disfrutarla en la cena, ya que ayuda a la persona a sentirse relajada e induce al sueño.

Además de ser un complemento para ensaladas, se puede agregar a otras preparaciones o beber infusiones de sus hojas. También están quienes usan el té de radicheta para aplicar compresas y aliviar dolores o afecciones en la piel.

Dejanos tu comentario