¿Ya conocías a la bajista y rapera que fue música de Beyoncé durante 5 años? Además de ser parte de su equipo de dirección musical. Sus diversos proyectos en la industria musical impulsan y apoyan a las mujeres afroamericanas. Aquí una inspiración para todas las mujeres artistas.

Por: Luis Ríos

Sus presentaciones han sido catalogadas como radicales y distintivas debido a su habilidad única para combinar líneas de bajo vigorosas con un “rapeo” autoritario simultáneo. Y su nominación al Grammy, solamente confirmó que se ganó la reputación de líder de su propio viaje musical. “Inspírate, pero más importante: ¡sé tú misma!”, remarca con potencia.

Si sos fan de Beyoncé, de seguro sabes que The OG’s significa Original All Female Beyonce Band, es decir, la banda formada completamente por mujeres que acompañaba los shows de Beyoncé para su gira mundial de 2007 y Divinity Roxx fue parte de ellas.

“¡Es increíble ser parte de The OG’s! Todas mis hermanas son tan talentosas e inspiradoras. Lo pasamos genial cada vez que nos juntamos”, subraya. La diva del pop reclutó a cada integrante bajo el nombre de The Suga Mamas, pero desde entonces el grupo se ha dispersado por los Estados Unidos para seguir sus propias carreras musicales, ya sea como artistas solistas o con otros conjuntos.

El año pasado se reunieron para lanzar Higher, un nuevo single. “Creo que hay más mujeres dedicándose a los instrumentos y eso incluye el bajo, por seguro. Creo que The OG’s ayudó a inspirar a toda una generación de mujeres músicas”, sostiene.

Así también, Divinity fue asistente de dirección musical de la propia Beyoncé desde 2006 hasta 2011. La artista le dio una actuación en solitario destacada en los DVDs The Beyoncé Experience y I Am... Tour que promocionaba el disco I Am... Sasha Fierce.

Foto: Gentileza.

“Ser director musical no se trata de ti. Se trata de poder asociarse con un artista para ayudarlo a dar vida a sus ideas creativas. Es una colaboración y no puedes estar apegado a tus ideas. Entonces, el mejor rasgo que uno puede tener en ese rol es ser flexible y seguir siendo creativo para darle al artista el espacio para expresar lo que quiere compartir con el mundo”, explica.

Sobre el trabajo con la cantante, compositora, actriz y modelo, dice que siempre es una experiencia increíble hacer cualquier cosa con Beyoncé y su equipo. “Solo compartimos entornos de show en vivo, ya sea que estuviéramos grabando un programa de televisión o haciendo algo especial como la serie de conciertos de AOL que hicimos hace un tiempo”, recuerda. Además de trabajar con ella, fue parte del equipo de sesión del marido de Knowles; el rapero Jay-Z.

También nos comenta que pasó un buen rato en el estudio de grabación con Will.I.Am (Black Eyed Peas) cuando ella estaba trabajando en su primer álbum Ain’t No Other Way y tenía un pequeño contrato de demostración con Interscope Records antes de sumarse a Beyoncé. “Fue muy divertido. Es muy creativo y aprendí mucho sobre su proceso creativo cuando estábamos juntos. También toqué el bajo en una canción llamada She’s A Star de su álbum Songs About Girls”, atesora.

Crecer con el rap

Divinity creció en Atlanta, la capital del estado de Georgia, y la escena del hip hop en esta ciudad es rica y variada, la producción de música y sus exponentes ha sido especialmente notable, aclamada y comercialmente exitosa. La ciudad es el hogar de muchos músicos famosos de hip-hop, R&B y neo soul. Ella también se nutrió de todo eso y desarrolló una técnica para rapear.

“Hay una rica tradición de rap allí. También escuché a muchos raperos mientras crecía y escribí rimas desde que tenía 12 años. El rap es tan natural para mí como hablar. La clave es escuchar, practicar y crear con tu propia voz. Hace años me enseñaron a Hablar Inteligentemente y a Rimar al Final”, recuerda. En 2009, The New York Times llamó a Atlanta “el nuevo epicentro del hip-hop”.

En cuanto a inspiraciones y a la forma de componer, dice que cuenta cosas desde el corazón y de ahí viene su inspiración. “Tengo una imaginación viva y activa, a través de la cual surgen historias y canciones. Intento ser consciente de las historias que se quieren contar a través de mí, respetar el proceso creativo y hacer todo lo posible para honrar esas historias. No hay una salsa especial ni nada”, refiere.

El apoyo de Black Girls Rock

Divinity es integrante de la banda estable de Black Girls Rock que realiza una entrega de premios anual y fue fundada por la ex DJ y modelo, Beverly Bond. Allí se honra y reafirma la excelencia y la dedicación de las mujeres afroamericanas a su comunidad y su oficio en diferentes campos relacionados con la música, el entretenimiento, la medicina, el espíritu empresarial y los aspectos visionarios.

El programa también presenta actuaciones musicales de artistas femeninas en los géneros musicales R&B y Soul. Ahí ella marca presencia. “Es una celebración cada vez que nos juntamos. Creo que cualquier espacio que brinde a las mujeres jóvenes de color la oportunidad de ver lo que es posible para ellas en sus vidas, es necesario para inspirar la excelencia de la próxima generación. Vivimos en un mundo donde los principales medios de comunicación a menudo pasan por alto la importancia de reflejar imágenes positivas y afirmativas de las comunidades marginadas en el cine y la televisión, por lo que tener una plataforma que celebre los logros de las mujeres, especialmente las mujeres negras, ciertamente es empoderador”, remarca.

La pandemia y los nuevos proyectos

Al igual que un montón de artistas, Divinity hizo de tripas corazón y encontró en el encierro una oportunidad para trabajar en algunos proyectos diferentes. El primer proyecto que lanzará en el otoño del hemisferio norte se trata de un álbum de música familiar que espera pueda inspirar a los niños (y al niño que todos llevamos dentro) a soñar en grande, a amarse a sí mismos y a nutrirse por completo.

“Mi intención al escribir esta música es darles a los niños valor y empoderarlos para que vivan una vida llena de inspiración, para que se sientan libres de expresar su personalidad única y auténtica. El mundo necesita tu luz y atenuarla para cualquiera es un flaco favor para todos, y lo más importante para ti. Mi esperanza es que este álbum les ayude a resistir la tentación de atenuar esa luz”, anhela Roxx.

“Mi misión como artista siempre ha sido inspirar a otros a través de mi música y la música para niños, o Family Music, como ahora se la conoce. Me dio el espacio perfecto para inspirar. También estoy en la escuela en línea en Berklee College of Music, así que también tuve más tiempo para eso”, agrega.

Otro proyecto en el que ha estado trabajando es una obra de teatro y un proyecto musical de una sola mujer sobre las historias de origen del superhéroe Divinity Roxx. Es una historia sobre su vida y su educación en su contexto familiar en Estados Unidos. “Mis antepasados fueron esclavos que sufrieron y lucharon por la libertad y yo soy el manifiesto de sus sueños más salvajes. Comencé a grabar parte del proyecto en Zoo Labs en Oakland antes de la pandemia”, comenta.

De una manera interesante, tener el mundo cerrado le dio a ella la oportunidad de concentrarse en las cosas que realmente le importaban. Pudo pasar tiempo de calidad con su esposa y se divirtió haciendo videollamadas con su familia (que vive en Atlanta).

“Celebramos cenas con nuestros familiares, disfrutamos de la compañía del otro, cocinamos juntos todas las noches, jugamos juegos, realmente pasamos tiempo de calidad. También pude enfocarme en los proyectos creativos que eran cercanos a mi corazón, de donde surgió la idea y ejecución de este disco familiar. Fue agradable”, recuerda.

Arrancar el día con Wake N’ Bass

Se trata de una serie de ejercicios con el bajo que ella comenzó a realizar cuando vivía en Los Ángeles. Se trata de despertarse, saltar de la cama, tomar el bajo y simplemente de expresar lo que hay en el corazón a través del instrumento. “No estoy tratando de tocar todas las notas correctas, ni de trabajar en mi técnica ni nada de eso en mis momentos de Wake N’ Bass”, explica.

Ese es su momento para estar consigo misma y su instrumento. “Siempre es agradable y tranquilo por la mañana; y cuando estoy realmente alineada, lo primero que hago después de despertarme, hacer café y meditar, es tocar un poco de bajo. Pensé que sería bueno compartir esos momentos íntimos con los demás”, sostiene.

Los estudiantes de bajo pueden beneficiarse de este hábito porque a menudo uno puede olvidarse que la razón por la que empezó a tocar música -en primer lugar- es para expresarse.

“Tener momentos como este es realmente importante para desarrollar tu relación con tu instrumento. Espero que anime a los estudiantes a tomarse un tiempo y hacer lo mismo por ellos mismos”, cierra la polifacética artista.

Divinity Roxx es más que una bajista. Es una mujer que va de frente, que está convencida que para cambiar las reglas hay que tomar el toro por las astas y pelear por lo que uno cree.

Seguínos en Facebook l Twitter l Instagram

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar