La ropa para estar en casa que llegó también a la calle. Con la cuarentena, el distanciamiento social y esa vida más “puertas adentro”, esta es la tendencia que gana fans: ropa para estar cómoda estés dentro o fuera de casa.

Desde los pijamas más cool -que incluso ya ni se notan que son pijamas si sales con ellos- hasta prendas de tela suave, hipoalergénica, holgada y que ni se arruga. Como el home office, o trabajo desde casa, se ha masificado también lo ha hecho este estilo de ropa que se autodefine como “funcional para estar en casa”.

Los outfits para realizar las jornadas de trabajo aparecieron con cambios: más relajados, dinámicos y ultra cómodos comparados con toda la formalidad que caracterizaba a la oficina. Y que para más de uno, era sinónimo de incomodidad.

Durante la cuarentena se ha redescubrierto -o al menos nos hemos vuelto a dar cuenta- de una de las divisiones de la moda poco explotada: el loungewear. Ahora, más que nunca, le damos la importancia real al balance entre la comodidad y el estilo en la ropa.

Y por eso vimos a los joggers, leggins o sweatpants como íconos indiscutibles de la temporada otoño invierno. Ahora con el calor y el verano a puertas -más bien embistiéndonos- están los palazzos, mom jeans, blazers XL, remeras y camisas oversize, monos, enterizos y vestidos. Sin dejar de lado a los pijamas que volvieron con todo y que, seguro costará mucho destronarlos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar