El cineasta estadounidense Gus Van Sant presentará en Lisboa su primera producción para teatro, un espectáculo musical sobre un joven Andy Warhol a punto de convertirse en ícono del pop art.

“Traté de reunir los mejores momentos de la vida de Andy Warhol para explicar su ascenso en el mundo del arte en los años 1960”, describe el cineasta de 69 años, autor de El indomable Will Hunting (1997) y ganador de la Palma de Oro de Cannes con Elephant (2003).

De los encuentros de Warhol con el escritor Truman Capote, el crítico de arte Clement Greenberg o la actriz Edie Sedgwick emerge “un personaje extraño, que no corresponde con el Andy Warhol que nosotros conocemos”.

“Es un poco como su doble”, explica Gus Van Sant antes del estreno de Andy en el Teatro Nacional Doña María II de Lisboa.

Autor de los diálogos y las canciones, Van Sant “mezcla el tiempo, la realidad y la ficción, para construir su relación imaginaria con Andy Warhol”, comenta John Romao, que animó al cineasta a atreverse con su primera creación teatral durante la bienal de arte contemporáneo BoCa que organiza la capital portuguesa.

Este espectáculo, que viajará después a Roma, Ámsterdam, París y Atenas, permitió al realizador estadounidense realizar un proyecto con el que pensaba desde hace mucho tiempo.

De hecho, el director, guionista, pintor, fotógrafo y músico había escrito el mismo el guión de una película en la que el actor River Phoenix, el hermano de Joaquin Phoenix fallecido en 1993 con 23 años, interpretaba Warhol.

La obra ha sido producida con un equipo 100% portugués, lo que redujo las limitaciones vinculadas a la pandemia del Covid-19.

Un chico tímido

En su cinematografía, Van Sant ha hecho otras incursiones en el género biográfico con Last Days (2005), sobre los últimos días del cantante de Nirvana Kurt Cobain, o Milk (2008), sobre el militante de derechos homosexuales Harvey Milk.

“Muy poca gente sabe realmente quién era Andy Warhol”, explica el actor portugués Diogo Fernandes, que encarna a Warhol junto a un elenco de jóvenes intérpretes que hablan y cantan en inglés. “Pienso que era un chico tímido, fascinado por la cultura estadounidense y que quería ser una estrella, pero que nunca imaginó el impacto que tendría”, cuenta.

La obra deja ver la superficialidad del artista que, en este retrato, evidencia su atracción por el glamur y el dinero asociados al mundo del arte.

Para John Romao, el autor de los retratos coloridos de Marilyn Monroe o las latas de sopa Campbell “es un personaje medio escondido en la sombra, tímido, y al mismo tiempo con una gran fuerza gracias a su capacidad de concretar sus ideas”.

“Esto provocó alrededor una especie tanto de fascinación como de miedo”, añade.

Andy satisface también el deseo de Van Sant “de llevar a escena su mirada de director de actores, de escritor de diálogos, pero también de creador de atmósferas musicales”, dice Tiago Rodrigues, que dejará pronto la dirección artística del teatro lisboeta para convertirse en el primer extranjero en dirigir el prestigioso Festival de Aviñón (Francia).

Fuente: del texto de Thomas Cabral.

Dejanos tu comentario

12H

¿En qué condiciones cree que se encuentra la economía del país actualmente?

Click para votar