Un cohete ruso Soyuz, operado por la compañía europea Arianespace, lanzó esta semana 34 nuevos satélites del operador británico Oneweb, que despliega una constelación para suministrar internet de alta velocidad en todo el mundo.

El cohete despegó a las 18H07 GMT desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajistán, según imágenes difundidas por la agencia espacial rusa Roscosmos.

“El lanzamiento se llevó a cabo sin problemas”, comentó su director, Dmitry Rogozin, en la aplicación de mensajería Telegram. Es el sexto lanzamiento de satélites de OneWeb este año y tuvo lugar tres semanas después del quinto, lanzado el 23 de agosto. Habrá un total de 322 satélites en órbita para esta constelación.

OneWeb, propiedad del gobierno británico junto con Indian Bharti, prevé un internet global operativo a finales de 2022 gracias a una red de 650 satélites.

En virtud de un contrato con Arianespace, confirmado en septiembre de 2020, están previstos 16 lanzamientos de Soyuz entre diciembre de 2020 y finales de 2022 para completar la red. Existen varios proyectos en marcha para formar constelaciones que suministren, desde el espacio, un internet global.

El multimillonario estadounidense Elon Musk, director de la empresa espacial SpaceX, ya ha puesto en órbita con este fin más de 1.500 satélites para crear la red Starlink. El fundador de Amazon, el estadounidense Jeff Bezos, tiene un proyecto similar llamado Kuiper.

Rusia quiere seguir en la carrera espacial. El jueves Roscosmos se congratuló por el “quinto lanzamiento totalmente comercial desde el cosmódromo de Vostochny”, inaugurado en 2016, cuya construcción estuvo salpicada de escándalos de corrupción y retrasos. Este cosmódromo, situado en el Extremo Oriente, cerca de la frontera con China, debe reemplazar al de Baikonur.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar