La encuestadora Global Drug Survey - que realiza la encuesta sobre drogas más grande del mundo - identificó en su informe anual cuáles fueron los países que más consumieron alcohol en el último año. Las cifras nos adelantan algo: la mayoría de los que encabezan la lista son de Europa.

El estudio se realizó entre noviembre y diciembre de 2019 con más de 100.000 personas de 25 países. Según los resultados de esta encuesta hecha antes del inicio de la pandemia, el país donde la gente se emborracha más es Escocia, que lleva la delantera en consumo con el 33,8%.

El listado continúa con el 33,7% de Inglaterra; el 31,7% de Australia; el 31,3% de Dinamarca, y el 30,4% de Finlandia. El país con menor índice de consumo de alcohol es Colombia, con el 6,5%, y le siguen Argentina con el 6,9% y Portugal con el 9,3%.

Los escoceses e ingleses que participaron del estudio mencionaron que han llegado a beber alcohol hasta perder la conciencia. De hecho, en estos países, los jóvenes ven a las bebidas alcohólicas como la única forma de diversión, por eso hasta el momento no le han dado importancia a la moderación de su consumo.

Foto: Pexels.

Como mencionábamos al principio, de entre los primeros cinco lugares, la mayoría son países que pertenecen a Europa, sin embargo, no es un índice que se replique en toda la región, ya que países como Italia y España también se encuentran entre los que menos se emborrachan, con el 11,7% y 14% respectivamente.

Uno de los medios asociados al Global Drug Survey (GDS), The Guardian, escribió que “el problema del Reino Unido con la bebida es mucho más peligroso que el uso de cualquier otra droga”.

El fundador de GDS de Londres, Adam R. Weinstock, explicó que los resultados que ubican a Reino Unido en el primer lugar se deben a una cuestión cultural, ya que allí no se ve al alcohol solo como un acompañante para ocasiones especiales.

Este informe salió a principios de este año, sin embargo, a la fecha, la encuestadora cuenta con datos actualizados sobre el consumo de alcohol durante el confinamiento, y los resultados concuerdan con los estudios y declaraciones de varias organizaciones de la salud, como la OPS, que dicen que “la pandemia incrementó el consumo de bebidas alcohólicas”.

“Muchos estudios, incluida nuestra propia edición especial de GDS sobre COVID-19, han demostrado que entre el 30% y el 50% de los bebedores (especialmente los británicos) informaron beber más durante el encierro, para muchos con efectos negativos en su salud física y mental. El exceso de alcohol también inhibe el sistema inmunológico y lo hace más vulnerable a las infecciones respiratorias”, señaló Weinstock.

Foto: Pexels.




Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar