En esta foto histórica capturada en el centro de Londres, está el joven Ned Parfett cerca de las oficinas de la compañía naviera White Star Line sosteniendo un cartel con el titular que paralizaba al mundo ese día, 16 de abril de 1912: “Se pierden muchas vidas en el desastre del Titanic”.

La triste noticia llegaba 24 horas después del hundimiento del trasatlántico, ocurrido en la madrugada del 15 de abril de 1912. Ya en la mañana de ese día, muchos periódicos anunciaban que el barco había chocado contra un iceberg pero que pese a la catástrofe, todos los pasajeros estaban a salvo.

Periódicos importantes como el Daily Mail de Londres y el New York Evening Sun habían puesto en sus portadas titulares como “Titanic hundido, pero no hay pérdidas de vida humana” o “Todos los pasajeros del Titanic rescatados después de la colisión” a raíz de una confusión en el traspaso de la información entre un barco y otro.

La oficina de la White Star Line recibió la confirmación del naufragio recién a las 18:00, por lo que unas horas después las redacciones recibían la aclaración de que habían sobrevivido sólo 700 personas. La magnitud del desastre llegaba a los lectores a la mañana siguiente, e imágenes como las del joven Ned Parfett vendiendo los ejemplares del 16 de abril de 1912 demuestran el impacto o la reacción que generó la noticia en la calle.

En su edición de ese día, el New York Times publicaba una lista inicial de los sobrevivientes, la cual había sido transmitida por el RMS Olympic, un barco similar al Titanic que pertenecía a la misma compañía naviera.

Nadie podía creerlo, pero el que hasta entonces era el barco de pasajeros más grande y majestuoso jamás construido había sumergido en aguas profundas, dejando un saldo de 1.500 muertos, tras chocar con un iceberg en el Atlántico Norte.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar