En la pizza o en las pastas; para el pesto o las sopas, esta hierba aromática que “le da el toque” a tus comidas es ideal para mantener una buena salud.

La albahaca no sólo implica sazonar con buen gusto a los platos estrellas, sino también proveer al organismo un alimento con muchísimos usos medicinales. En ese sentido, se destaca por mejorar los síntomas de los problemas respiratorios, además de evitar y tratar el resfriado común, y aliviar el dolor de garganta.

Esta planta posee aceites esenciales que funcionan como excelentes antioxidantes para el cuerpo, los cuales son fundamentales para mejorar el sistema inmune y aumentar las defensa del cuerpo. Asimismo, ayuda a controlar la memoria y los nervios y combate el estrés.

No menos importante, tiene propiedades sedantes que ayudan a tratar los dolores de cabeza, reduce la fiebre, incrementa la función renal y previene las enfermedades del corazón.

El té de albahaca, por ejemplo, es un aliado para mantener una buena hidratación. Es importante aclarar que, en este caso, hay que utilizar las hojas de la planta, nunca el aceite esencial, debido a que contiene estragol, un carcinógeno que puede resultar riesgoso para la salud.

La albahaca no puede faltar en el mundo culinario, no sólo por su aporte en sabor y aroma, sino por los miles de efectos positivos que tiene para nuestra salud.

Foto: Pexels.



Dejanos tu comentario

9H

¿Está de acuerdo con que los gastos sociales de las binacionales sean destinados a Salud?

Click para votar