Este miércoles, miles de estudiantes españoles asistieron a sus colegios vestidos con falda para solidarizarse con un alumno que había sido castigado por llevarla puesta en clase. El movimiento nació en Tik Tok, cuando Mikel, un adolescente del norte de España, llevó a cabo una acción pequeña para demostrar su compromiso con el feminismo, asistiendo a su instituto educativo con una pollera.

Esta acción ya se había llevado a cabo en varios países, y Mikel (@mikelgmz) quiso replicarla, sin embargo, lo castigaron por hacerla visible en su clase. Un profesor lo sacó del aula y lo llevó al psicólogo. “No me pongo ningún género, y si me tengo que poner uno, soy un tío (chico)”, comentó en sus redes sociales. Y añadió: “No se trata de llevar falda y ya está, sino de vestirte como te apetezca cuando te apetezca”.

La actitud del instituto ante su acción llevó a miles de chicos españoles a ponerse faldas y asistir así al colegio este miércoles. Bajo el hashtag #4denoviembre, se hizo viral este movimiento reivindicativo con el que muchos jóvenes buscaban denunciar las actitudes machistas de la sociedad, como la de poner un género a las prendas de ropa.

La campaña se hizo viral en las redes sociales, principalmente en Tik Tok, donde los adolescentes alzaron fotos y videos con sus polleras puestas en las aulas, alegando que “ninguna prenda tiene género y que hay que luchar contra los estereotipos que todavía tienen lugar en diversos ámbitos de la sociedad”.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar