En México, la tradicional puesta en escena de “La Llorona”, una leyenda que nos remonta a la mitología azteca, se negó a desaparecer por las restricciones sanitarias y su presentación sirvió para recordar a las víctimas de la pandemia en dicho país.

Una mujer de larga y negra cabellera, desconsolada y vestida con velos blancos, vaga por los canales de Xochimilco, en Ciudad de México, buscando a sus hijos muertos por la covid-19.

Ella, el fantasma que asusta a los mexicanos desde hace cinco siglos con el tétrico grito de “¡Ay, mis hijos!” y cuyo mito se extendió a toda América Latina, reaparece cada año en vísperas del Día de Muertos, el 1 y 2 de noviembre.

La intérprete de “La Llorona” desde hace once años, Nayeli Cortés, aseguró que la dramatización está dedicada a la memoria de las personas que se fueron sin despedirse de sus seres queridos y para las familias que han pasado por esta pérdida.

Para Hugo Cruz, un transportista que acudió a ver la obra, esta presentación es un consuelo ante el anunciado cierre de cementerios el Día de los Muertos debido a la pandemia.

Por otro lado, la actriz Cortés considera que la presentación de “La Llorona de Cuemanco” permite reactivar el turismo en Xochimilco, el cual permaneció cerrado durante casi seis meses por la Covid-19. Xochimilco, un conjunto de canales e islas artificiales que están a 16 minutos en auto de la ciudad de México, es considerado Patrimonio Mundial por la UNESCO y atrae a cerca de un millón de turistas al año.

Foto: Pedro Pardo/AFP.

Fuente: AFP.



Dejanos tu comentario

12H

Diputados votaron a favor de la interpelación de la ministra de la Niñez. ¿Es una decisión acertada?

Click para votar