En el Año Internacional de las Lenguas Indígenas te mostramos tres proyectos que proponen el aprendizaje del idioma a través de juegos y ejercicios en las pantallas de nuestros celulares.

Texto: Micaela Cattáneo

@micaelactt

Fotografía: Pánfilo Leguizamón

El 40% de la población paraguaya de cinco años en adelante habla guaraní en su casa la mayor parte del tiempo, según la Encuesta Permanente de Hogares 2017 de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC). El 30% se comunica en guaraní y castellano, el 26,5% sólo en castellano y el 3% en otro idioma (portugués, japonés, etc.).

El mismo estudio indica que los lugares donde el idioma no es tan frecuente son Asunción (8,95%), Central (15.9%) y Alto Paraná (37,75%). Las cifras preocupan porque el panorama a nivel mundial no es alentador: el 40% de las 6.700 lenguas indígenas existentes están en peligro de desaparición, según el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU.

Este dato impulsó a que la Asamblea General de las Naciones Unidas proclame al 2019 como el “Año Internacional de las Lenguas Indígenas”, lo que dio pie a que en Paraguay surjan proyectos alternativos y lúdicos que mejoren la enseñanza del guaraní e incrementen el nivel del idioma.

Desde un robot que te dice cómo escribir y pronunciar los números y colores hasta un juego de mesa y una aplicación para celular son algunas de las propuestas que pretenden conservar nuestra cultura y fortalecer nuestra identidad.

Un nuevo maestro

Kachibot es un robot que a través de lecciones y juegos en guaraní plantea una didáctica diferente para el aprendizaje del idioma en las aulas. Fue creado por cinco estudiantes del cuarto año de ingeniería electrónica de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción: Fernando Antúnez, Alejandro Candia, Sergio Román, Diego Dacak y Marcelo Enciso.

El proyecto forma parte de su presentación en la Exposición Tecnológica y Científica (EtyC), que se realiza anualmente en la casa de estudios. Este año, el enfoque del evento era el “Año Internacional de las Lenguas Indígenas”, por lo que se les ocurrió abordar el idioma guaraní desde el plano educativo.

Así nació Kachibot —nombre creado a partir de la conjunción entre kachique y robot—, la entidad virtual que saluda con un “Mba'éichapa” y enseña sobre los colores, las comidas típicas, los números y los animales en guaraní. Por el momento, su contenido está dirigido a niños y extranjeros.

“Es una forma más didáctica de aprender el idioma, ya que es más emocionante que completar un formulario. La idea es que puedan adquirirlo en los colegios, principalmente. Pero también en las casas, ya que la interacción ocurre a través de una app”, menciona Alejandro.

“Hicimos la presentación en la Escuela Básica Pitiantuta, de Fernando de la Mora, y los alumnos supieron cómo interactuar con Kachibot y entendieron rápidamente cuál es la temática”, relata Fernando, y comenta que el equipo está en contacto con el MEC para que el proyecto sea declarado de interés educativo.

Aprender jugando

Cultura Guaraní es una revista que busca contar historias que no aprendemos en el colegio. Desde el 2020, saldrá dos veces al año y el objetivo es visibilizar a las comunidades indígenas del Paraguay, reflexionar sobre sus problemáticas e incentivar el uso del idioma guaraní. Este último fue el tema abordado en su primera edición, específicamente en el artículo ¿Qué sentimos y qué decimos de nuestra propia lengua?

El texto se encuentra en la columna Las primeras palabras hermosas, en el sitio www.culturaguarani.com/columnas. “En este número incluimos el proyecto Ñañe'ẽ, que expone la importancia del idioma y la cultura guaraní a través de didáctivas modernas”, explica la realizadora, Rebeka Sanabria.

Ñañe'ẽ es un juego de mesa que consiste en crear frases en guaraní a partir de palabras sueltas (pronombres, verbos sustantivos, etc.), las cuales cuentan con su traducción al español. El juego se adquiere con la compra de la revista, que cuesta G. 50.000 y está disponible en Arandurã Editorial (Tte Fariña 1028).

Además, Ñañe'ẽ cuenta con una versión más interactiva: una app gratuita a la que se puede acceder desde la misma página web. “Su funcionamiento es bastante simple. La app está dividida en dos secciones: la primera, Estudiar, para aprender sobre los sonidos de las letras y las palabras, y la segunda, Jugar, para responder preguntas y sumar puntos cada vez que estas sean correctas”, explica.

Materia en proceso

Kavure es una aplicación que funciona como un ayuda memoria para los diseñadores gráficos. Fue creada por Verónica Ramos, quien en el ejercicio vio la necesidad de mejorar la estructura del idioma en los diseños digitales o impresos. “Kavure es lechuza en guaraní. Elegí este nombre porque la lechuza tiene una fuerte simbología hacia la sabiduría”, señala.

La app ofrece explicaciones sobre cómo aplicar la gramática y la ortografía en guaraní, además ayuda a los usuarios en la elección de fuentes tipográficas. “Cuenta con todos los caracteres necesarios para escribir correctamente, incluso con las vocales nasales, ya que no todas las fuentes tienen”, agrega.

Kavure es un proyecto en desarrollo, pero una vez que esté disponible en la app stores su descarga será gratuita. Esta iniciativa fue seleccionada como uno de los “50 talentos. Ideas para un mundo mejor” del 8vo Encuentro BID de Enseñanza y Diseño, realizado en Madrid (España). Gracias a esto, Verónica podrá viajar al país europeo y finalizar la aplicación, además de aprender sobre tecnología e innovación.

“Muchos no logran dimensionar la importancia del guaraní y lo menosprecian porque ‘entorpece el habla’. Sin embargo, para mí es un idioma que nos hace únicos y nos identifica como paraguayos frente a otros países. Por eso, habría que ponerle más empeño a la forma de enseñanza, ya que el problema del mal uso lo traemos desde la escuela”, analiza.