El pasado mes de mayo, el Asunción Fashion Week mostró —de la mano de Pantene— lo mejor de la moda local y lo último en materia de tendencias.

Texto: Matías Irala

Con más de 15 ediciones a cuestas, el Asunción Fashion Week (AFW) brindó nuevamente al público la posibilidad de conectar con lo mejor de la moda local y con invitados internacionales, presentando un variado calendario de actividades con la presencia de diseñadores, marcas y empresas relacionadas al ámbito comercial del escenario fashion.

Bajo el concepto #CreateFashion, el evento se caracterizó por la constante búsqueda de inspiración dentro del terreno de la moda, con miras a trabajar sobre esa epifanía para traducirla a algo tangible. Como siempre, cada temporada tiene un concepto especial bajo el cual se desarrolla la campaña, la comunicación y la dirección creativa. A través de este concepto, el AFW trasmite un mensaje que delinea el momento por el que atraviesa actualmente el ambiente de la moda local.

Ilse Jara: Laboratorio de moda

El calendario de actividades inició el 10 de mayo con el lanzamiento oficial de la temporada otoño/invierno en el remodelado atelier de la diseñadora Ilse Jara, bautizado por ella como un laboratorio de experiencias estéticas.

La diseñadora presentó el vestido que fue utilizado para la campaña de esta edición, además de cinco vestidos icónicos de su firma que fueron expuestos en el Arab Fashion Week. Sachiko Tanaka se encargó del estilismo general del evento. La coordinación del desfile fue de Paola Hermann y el estilismo del cabello estuvo a cargo de Rommy y el maquillador Rodrigo Sánchez, que mostró lo último en tendencia.

Fashion Runaway: Día 1

El jueves 16 de mayo se dio apertura a la semana de la moda. Humberto Yamil fue el encargado de abrir el desfile, de la mano de la marca de vinos Dadá, bajo un concepto totalmente renovado en donde logró converger un estilo normcore street bajo la premisa de la película Kill Bill. El desfile captó la atención por la variada propuesta, tanto estilística como performativa.

El colectivo BAMO fue el encargado de continuar con la cartelera de la semana de la moda. El bazar de moda se caracteriza por dar posibilidades a diseñadores y micro emprendedores de lanzar una colección a través de un sello distintivo. Esta pasarela también reúne a diseñadores y estilistas nacionales, con el objetivo de colaborar, fusionar y exponer el trabajo colaborativo de todos los protagonistas del sector PYME.

La Cámara Paraguaya de Diseño e Innovación (Prodi) también estuvo presente con un concurso nacional de diseño de moda titulado “Mis orígenes”, que motivó a los diseñadores a crear prendas que representen historias personales con su identidad paraguaya.

Caburé fue el encargado de cerrar la noche con dos propuestas de su línea, una donde explora la tierra indígena, las selvas paraguayas y los elementos trivales. Su otro desfile expuso lo último en propuestas Bridal, algo que la firma ya ha mostrado interés desde hace tiempo.

Fashion day: Día 2

La marca D.Diane fue la encargada de abrir el día dos del AFW. Bajo el concepto “Plumas de oriente” presentó una colección inspirada en el esmaltado de la Dinastía Ming. La fundación princesa Diana, trabaja desde hace tres años con personas privadas de libertad dentro de las cárceles, estas acciones impulsan la realización de estas prendas.

Shigeyuki, por su parte, presentó una colección en la que predominó el concepto de la reutilización textil, con muchos colores fríos, texturas de jeans, transparencias, bordados y flecos.

Las Buttner se inclinaron por apostar por la femineidad, a través de vestidos ceñidos a la cintura, mucha transparencia, terciopelo y pedrería. Ibraina, la marca internacional de Fabio Toñanez, presentó una colección titulada Disco Glam, inspirada en la cultura disco. La misma fusiona texturas, con presencia indiscutida del adn de la marca —el crochet— al que se suman lentejuelas y transparencias.

Otras marcas comerciales que estuvieron presentes fueron Kalúa, Cardon, Vizzano, que quienes mostraron lo mejor de lo último en materia de tendencias otoño/invierno.

Otras actividades

El calendario del AFW continuó con la inauguración de la tienda Freccia, de Agustina Urbieta y Florencia Valdez, quienes mostraron una colorida y original colección para dar inicio a su emprendimiento.

El clásico Fashion Talks se dio cita en el hotel Aloft, donde diferentes referentes del ámbito de la moda local e internacional dieron cátedra específica de las diferentes ramas que competen al universo de la indumentaria.

El Hotel Bourbon fue el lugar elegido por la diseñadora Lara Cristaldo para lanzar su colección en manera conjunta con Ricardo Migliorisi, donde presentó una cápsula de su marca Mikal.

Por el último, se dio el Designers Showcase en el hotel Sheraton de Asunción, donde diseñadores y expositores locales mostraron lo último en materia de colecciones en un formato descontracturado e íntimo.