¿Qué tal si esta vez cocinás vos para ella? Te ayudamos con dos deliciosas opciones de pastas, como para chuparse los dedos.

Recetas: Juan Ángel Monzón

Spaghettis con pesto de albahaca y almendras

Ingredientes

200 g de spaghetti

1 mazo de albahaca fresca

20 almendras

2 dientes de ajo

½ taza de queso parmesano

½ taza de aceite de oliva extra virgen

Sal

Pimienta

Preparación

Cocinar la pasta en una cacerola con dos litros de agua hirviendo y sal.

Mientras la pasta se cuece, remojar o hidratar las almendras durante cinco minutos en agua caliente y luego pelarlas.

Lavar y quitar cualquier resto de tallo de las hojas de albahaca; secarlas con una toalla de papel para eliminar el exceso de humedad.

En un procesador de alimentos o en la licuadora, colocar las hojas de albahaca, los dientes de ajo sin piel, una pizca de sal y de pimienta y el aceite de oliva extra virgen.

Procesar hasta obtener un puré no muy fino y añadir las almendras peladas y el queso parmesano. Volver a procesar unos segundos. Si es necesario agregar un poco más de aceite de oliva.

Cuando la pasta esté al dente, escurrirla y colocarla en un recipiente para mezclarla con el pesto de albahaca y almendras.

Servir espolvoreando queso parmesano, a gusto.

Lasaña con salsa bolognesa

Ingredientes

1 paquete y medio de lasaña precocida

Queso para rallar (emmental o mozzarella)

Orégano

Aceite y sal

Para la salsa boloñesa casera

300 g de carne molida

1 zanahoria

1 cebolla

1 vasito de vino blanco

200 g de salsa de tomate o tomate frito

50 ml de leche

Orégano

Aceite, sal y pimienta

Para la salsa blanca

1/2 litro de leche

2 cucharadas de harina o maicena

3 cucharadas de mantequilla

Sal

Especias a gusto (nuez moscada, pimienta, orégano, etc.).

Preparación

Hervir las láminas de lasaña.

Sumergir las placas de lasaña en un recipiente con agua hirviendo, normalmente durante 10 a 15 minutos (según indique el paquete).

Para la salsa bolognesa

Picar finamente la cebolla y la zanahoria.

En una sartén, añadir aceite (que casi cubra el fondo), cebolla y zanahoria. Rehogar a fuego medio hasta que la cebolla empiece a verse transparente.

Añadir la carne picada, mezclar con el resto de ingredientes e ir separándola con la espátula. Añadir sal, pimienta y orégano a gusto.

Cuando la carne ya no esté rosada, añadir el vaso de vino blanco y dejar que se evapore el alcohol.

Añadir tomate y leche, y dejar hervir todo durante 20 minutos, para que los sabores se fusionen y la textura sea suave.

Para la salsa bechamel

En un ollita a fuego suave, añadir dos cucharadas de manteca; cuando la manteca se deshaga y quede líquida, incorporar las cucharadas de harina y revolver todo muy bien para que se forme una pasta homogénea y no queden grumos de harina.

Luego, añadir un poco de leche (medio vaso) y seguir mezclando. Cuando se haya integrado todo, agregar el resto de la leche sin dejar de remover con una cuchara o espátula, para que no se pegue en el fondo. Añadir sal a gusto y también especias.

Cuando la salsa esté cremosa y con la textura adecuada, retirarla del fuego y reservar. Si en el momento de añadir a la lasaña está un poco espesa, agregarle un chorrito de leche y revolver bien.

Precalentar el horno a 200ºC.Comenzar a montar la lasaña: en una bandeja de horno, preferentemente rectangular. Cubrir la bandeja con un poco de salsa bechamel y colocar cuatro láminas de pasta, y encima, un tercio de la salsa boloñesa. Realizar este proceso tres veces y colocar una última capa de láminas de pasta y encima la bechamel, cubriendo por completo todas las láminas. Luego, rallar queso por encima y espolvorear un poco de orégano.

Hornear la lasaña por 15 minutos a 180 ºC. Cuando el queso esté dorado ligeramente, retirar del horno y dejar reposar por cinco minutos antes de servir.