Son nutritivas, versátiles y muy deliciosas. Atrevete a probar estas saludables propuestas que incluyen alubias y garbanzos.
Ensalada de alubias con morrones y verdeo

Por: Juan Angél Monzón

Ingredientes
400 g de alubias
1 morrón rojo
2 morrones verdes
1 cebolla colorada
40 ml de aceite de oliva virgen
40 ml de vinagre de vino
1 mazo de perejil
1 mazo de cebollita de verdeo
Aceitunas negras
Sal
Preparación
Dejar las alubias en remojo durante 24 horas.
Antes de utilizarlas, lavarlas bien y luego ponerlas a hervir con sal, durante 45 minutos. Pasado este tiempo, colarlas y dejarlas escurrir.
Por otro lado, pelar y lavar la cebolla y luego cortarla en cubitos y tiras. Además, lavar los morrones y cortarlos en dados pequeños de tamaño regular. Picar también el perejil y la cebollita de verdeo.
En un bol, mezclar las verduras, las alubias y el verdeo y añadir un poco de sal, el aceite de oliva y el vinagre. Remover.
Dejar a la preparación reposar durante al menos una hora y media, en la heladera. Luego probarla, y si es necesario agregarle sal y vinagre. Finalmente, servir en un bol y decorar con hojas de perejil y aceitunas negras. Servir fría.
Croquetas de garbanzos (falafel)
Ingredientes
Medio kilo de garbanzos
2 cebollas picadas
1/2 taza de perejil fresco
1/2 taza de cilantro fresco
3 dientes de ajo picados
2 cucharaditas de comino molido
1 taza pan rallado o de harina
1 cucharada de bicarbonato (aconsejado) o levadura en polvo
1 cucharadita de sal
1 pizca de pimienta negra
Aceite para freír
Preparación
Dejar los garbanzos en remojo durante 24 horas. Una vez que estén listos para ser utilizados, lavarlos con agua y escurrirlos.
Triturar los garbanzos sin cocer, en un procesador junto con las cebollas, los ajos, el perejil, el cilantro fresco y una taza de agua. Mezclar hasta conseguir una textura espesa.
Añadir la sal, el comino molido, la pimienta negra y el bicarbonato, y mezclar un poco. Dejar reposar la mezcla durante 30 minutos.
Formar con la mezcla pequeñas bolas del tamaño de una pelota de ping pong. Aplastarlas un poco. Si la mezcla queda demasiado húmeda se puede añadir un poco de pan rallado o harina.
Freír en abundante aceite de oliva a fuego medio/fuerte hasta que queden doradas (5 a 7 minutos). Servir caliente.