Sipan es una fusión peruano-japonesa de la cultura culinaria que conquista al mundo, y que también conquistó a Paraguay. Si aún no probaste comida peruana, te contamos de lo que te estás perdiendo.

Por: Jazmín Gómez Fleitas

jazmin.gomez@gruponacion.com.py

Fotos: Gentileza

La nueva carta lo logra completamente: transporta al comensal a Lima, Perú. A quienes ya visitamos esta ciudad alguna vez, esto nos trae nostalgia, alegría y unas horas de gozo al poder disfrutar una parte de ella también aquí. Para quienes aún no, es una genial introducción para amarla, porque ante sus sabores intensos y sus texturas, nadie queda indiferente.
Para adentrarse en la cocina peruana, lo primero es conocer que la misma cuenta con cinco estilos —producto de una fusión cultural lograda a lo largo de 500 años— , y estos son: las cocinas autóctonas andina y amazónica, y las fusiones como la criolla (española), chifa (china) y la nikkei (japonesa).
La idea inicial de Sipan, luego de llegar al país 13 meses atrás, era traer una cocina peruana más compleja de la tradicional, que ya existía. “Con Sipan nos atrevemos a poner un poco de todas las tendencias de la cocina peruana en una misma carta, pero con mucho énfasis en la nikkei“, señalaba el chef propietario, José Castro Mendivil.
Con esa apertura, Asunción pasaba a integrar el circuito gastronómico de Buenos Aires y Punta del Este, ciudades en las cuales Castro ya había abierto Sipan. La trayectoria de José se remonta a más de 15 años y a un total de 13 restaurantes abiertos, además de haber ganado el premio al Mejor Restaurante Peruano en la Argentina entre más de 219 restaurantes, en el 2011.
Nuevos platos
De los 40 platos en la carta ahora pasan a tener 50, y 25 de ellos son nuevos o renovados. “Incluimos algunas cocciones a la parrilla, al carbón y a las brasas, algunas más lentas y al vacío”, explicó Castro. Además, enfatizando en carnes de conejo y pato, y pescado solalinde.

Esta carta contiene nuestros mejores platos para degustarlos dentro del concepto izakaya, donde todo es compartido entre todos y puesto en el centro de la mesa”, detalla. El infaltable ceviche ya estaba, pero ahora ha sido actualizado con surubí, pulpo y aguacate al estilo nikkei. Una presentación fresca y jugosa, que es ideal para abrir el apetito y hace agua la boca, de sólo pensarlo. Se lo encuentra como Ceviche Maido.

También está el Tamalito Verde, una clásica receta de tamalito verde limeño con base de cilantro, coronado con salsa criolla y salsa mipa. Una opción de entrada súper fresca y deliciosa, ideal para compartir entre amigos.
El Gyoza al estilo Kion, la versión de Sipán de un mini dumpling japonés relleno de langostinos, salmón y cerdo marinado, hecho al vapor y sellado. Una combinación que al paladar, sabe perfecta.
Un Crispy Duck Min-Pao que sin duda, hay que degustar. Butifarra al estilo peruano-cantonés de pato pekinés confitado en min-pao al vapor, con mayo holsin y salsa criolla. La mayo holsin, es de esas inolvidables.
Por otra parte, el Taquito de Seco de Cordero, un plato de culto de la cocina criolla que es un deleite. Un taco relleno de un exquisito seco de gigot de cordero hecho a baja temperatura por 24 horas a 60 grados.
Para los comensales que se animan a ir de lleno a lo más sustancioso, el Aeropuerto Parrillero, chaufa (arroz frito) coronado por un omelette relleno de un kushiyaki (brocheta) de lomo, langostino, pollo, molleja y palmito.
Y para una opción dulce al final, Yucamoshi, un budín de mandioca (yuca), hecho en la versión nikkei, con piña caramelizada a la parrilla y un crocante de almendras.
Espacio Izakaya
La terraza es un espacio recién inaugurado e ideal para asistir a un after office, con amigos o en pareja, sin reserva previa. Su nombre se debe al de un típico bar japonés, en el que se sirven comidas y bebidas. La idea es poder ampliar la experiencia de Sipan a más comensales, y hacerla más dinámica y distendida, ya que para el restaurante sí se necesita marcar reserva al (0981) 660-379.
El horario además se extiende, ya que abre desde las 19.30 de martes a domingos, y de jueves a domingos al mediodía (de 12 a 15) en Alberto de Souza y Cruz del Defensor.