La lista de lugares que visitar se queda corta en una ciudad que no deja de asombrar como Dubái. En esta nota te contamos más sobre una de las mecas contemporáneas del turismo mundial.

Por Nora Vega

Este destino se ha vuelto muy famoso en los últimos tiempos y tiene atractivos únicos en el mundo. Y es que la capital de los Emiratos Árabes Unidos tiene mucho que ofrecer; desde tours a los centros comerciales y el zoco, hasta viajes al desierto.

Contrariamente a la creencia popular, su riqueza no proviene del petróleo, sino de los bienes inmuebles y las transacciones financieras que la convierten en una de las ciudades de mayor crecimiento en el Oriente Medio. Hay que mencionar que aunque siempre se la ha relacionado con la ostentación y el lujo, también tiene interesantes actividades que son accesibles ya que es muy cosmopolita.

shutterstock_371309512

Infaltable es conocer uno de los íconos de Dubái: el Burj Khalifa. Este edificio es uno de los más altos del mundo. Tiene tres observatorios situados en los pisos 148, 125 y 124, desde donde se puede disfrutar de una hermosa vista. Recomendación: si podés subí a los observatorios tanto de día como de noche. El panorama cambia y es asombroso.

Además, todos los días a las seis de la tarde Dubai Fountain despliega un espectáculo único con coreografías y temas musicales. Este conjunto de fuentes situadas a lo largo del lago artificial del Burj Khalifa, junto al centro comercial Dubai Mall, conforma el sistema de aguas danzantes más grande del mundo. Se iluminan con 6600 luces de diferentes colores y con proyectores de luz con un espectro visual, y pueden ser vistas desde 50 kilómetros de distancia. Ofrece un show verdaderamente imperdible.

Un hotel de súper lujo

Seguidamente, el tour debe continuar por el Burj Al Arab, otro gran emblema del lugar. Este edificio, con forma de vela, es el único hotel calificado (de manera extra oficial) con siete estrellas del mundo. Su construcción duró cinco años y se inauguró en diciembre de 1999. Actualmente es una de las construcciones más fotografiadas por los turistas.

Para poder visitar el hotel y admirar sus fuentes, sus tiendas y su impresionante lobby (el más alto del mundo con más de 200 metros de altura) es necesario hacer una reserva en alguno de sus restaurantes o bares.

El Burj Al Arab posee nueve restaurantes, entre los que destacan el Al Mahara —ubicado bajo el mar, ofreciendo una vista subacuática a través de un vitral en forma de acuario— y el Al Muntaha, localizado a 200 metros de altura, permitiendo una vista panorámica de la ciudad de Dubái.

Un destino que ofrece mucho más

Si hay una actividad obligatoria en Dubái es el safari por el desierto (Desert Safari). Existen guías turísticos especializados que van a poder ayudarte a encontrar las mejores opciones. Decenas de agencias hacen excursiones en coches 4×4 de diversos tipos y a diferentes horas.

Los más atrevidos pueden adicionalmente alquilar un cuatrimotor o practicar sandboarding en las dunas. Y los más tranquilos pueden dar un paseo en camello. En ocasiones también se puede disfrutar de un show de cetrería con halcones. Aprovechá este viaje para probar la shisha, vestirte con trajes tradicionales, hacerte un pequeño tatuaje con henna y degustar café árabe.

De compras

No dejes de conocer el Dubai Mall, el centro comercial más grande y visitado del mundo. Cuenta con más de 1200 tiendas para todos los gustos y presupuestos, desde tiendas de grandes diseñadores como Dior, Chanel, Louis Vuitton o Dolce & Gabbana, hasta cadenas internacionales como Zara.

Por su parte, en el centro comercial Mall of the Emirates, el segundo más grande de la ciudad, se encuentra una de las atracciones estrella de este destino: Ski Dubai. Un lugar en donde vas a poder esquiar y hacer snowboard a temperaturas bajo cero. ¡Impresionante!

Otro lugar recomendado de visitar es Madinat Jumeirah, también conocido como la Venecia del Oriente Medio. De día es ideal un paseo en canoa y durante la noche el ambiente se convierte ya que cuenta con numerosos restaurantes, bares y terrazas.

Disfrutar de la ciudad

Un paseo a lo largo de los muelles o un viaje en crucero por el Dubai Marina puede ser una buena opción, especialmente para las parejas. Este es uno de los principales enclaves de la ciudad y se destaca por combinar zonas residenciales con otras dedicadas al ocio.

Al Farooq Mosque también es uno de los lugares imprescindibles. Esta es una de las dos mezquitas de Dubái que se pueden visitar tanto por el exterior como por el interior.

Dubai Aquarium

Por su parte, el Dubai Aquarium es el acuario mayor del mundo con un volumen de 10 millones de litros, equivalente a cuatro piscinas olímpicas, y está situado en la planta baja del centro comercial Dubai Mall.

En el acuario viven 33.000 animales acuáticos, de 140 especies, entre ellos 300 tiburones, incluyendo la colección más grande de los tiburones tigre de arena y las rayas látigo. Aquí vas a tener la posibilidad de nadar entre tiburones y pasar por el famoso túnel que permite tener una visión panorámica de 270º.

¿Dónde alojarse?

Dubái es un destino bastante premium y no destaca por ofrecer tantas gangas en cuanto a alojamiento, aunque de todas formas existen opciones para todos los bolsillos.

Si querés un hotel con vistas al Burj Khalifa la recomendación es el Grand Emirates Hotel Apartments y si lo que buscás es un hotel barato al lado de un centro comercial, el Hotel Ibis Mall Of The Emirates puede ser una gran opción.

La zona más económica es la de Bur Dubai y Deira. Y si viajás a Dubái con la intención de disfrutar muchos días de la playa, la zona adecuada dónde hospedarse es Palm Jumeirah.

El distrito conocido como Trade Center Dubái, es la zona comercial. Finalmente, si el presupuesto alcanza nada mejor que disfrutar del Atlantis The Palm Hotel, uno de los hoteles más famosos de este destino.

Cómo moverte

El desplazamiento en Dubái es sumamente sencillo dado que tiene una gran red de metro que une prácticamente todos los puntos importantes. Además, sus estaciones se encuentran vinculadas a paradas de autobús y taxis desde donde se puede tomar otros medios.

Como curiosidad, existe un servicio de taxi para el público en general y otro que se dedica a viajes familiares o de señoras. Este último se conoce con el nombre de Pink Taxi y suele ofrecer una mayor seguridad si se viaja con niños pequeños.

¿Qué ropa llevar?

Como el calor en Dubái es extremo, lo mejor es que lleves mucha ropa liviana, de ser posible de algodón y de colores claros. No te olvides de llevar un pañuelo para cubrirte la cara. Te va a salvar de las tormentas de arena.

A tener en cuenta: en algunos lugares se exige un código de vestimenta particular; pantalón y camisa de vestir y de manga larga y zapatos de vestir para los hombres y las mujeres con una vestimenta arreglada y también larga.

de litros, equivalente a cuatro piscinas olímpicas.