Una de las enseñanzas de la pandemia es la importancia del trabajo de muchos actores vinculados a la salud, entre ellos médicos, enfermeras, bioquímicos, camilleros, personal de limpieza, choferes de ambulancias, entre otros. Por eso, para conocer el testimonio de uno de esos actores, La Nación contactó con la Lic. María Luisa Duarte, quien se desempeña como jefa del departamento de servicios generales y limpieza del Hospital de Clínicas.

Ella es licenciada en enfermería, especialista en administración hospitalaria y actualmente es también responsable técnica de gestión de residuos hospitalarios con registro de la Dirección General de Salud Ambiental de la institución. Tiene 14 años de antigüedad en la institución y como jefa del departamento lleva 5 años.

Día a día

María Luisa empezó contando que solamente trabaja en Clínicas, donde su horario es de 7:00 a 13:00 oficialmente, pero que a veces se extiende un poco más por la responsabilidad. “Más aun en este periodo de pandemia donde nuestro trabajo se volvió fundamental”, expresó.

Habló acerca de su día a día y que, en su caso, el trabajo consiste en organizar el trabajo de las personas de limpieza y recolección de la institución, quienes ya tienen sus áreas designadas, pero eso se va moviendo diariamente de acuerdo a la necesidad.

“Se comienza con una recorrida por todos los sectores para ver en qué condiciones está, si hay algo que avisar a mantenimiento, porque trabajamos en coordinación con todos los departamentos para reparaciones y reubicar a los compañeros de manera a poder cubrir todas las áreas públicas,de gran circulación, que tenemos muchísimas dentro del hospital, y también las áreas donde están los compañeros en las oficinas, porque eso es muy importante, necesitamos brindarles a todos un ambiente limpio y seguro”, sostuvo.

María Luis tiene 14 años de antigüedad en el Hospital de Clínicas y como jefa del departamento lleva 5 años. Foto: Gentileza.

La importancia de la limpieza en pandemia

La jefa del departamento de limpieza comentó que cuando empezó todo con la pandemia, no conocían mucho acerca del virus por lo que tuvieron que verificar los documentos nacionales e internacionales que iban saliendo y le brindaron capacitación al personal tanto de limpieza, como de recolección de la institución, actualizando en base a lo que iban aprendiendo sobre este nuevo coronavirus.

“Redistribuimos al personal de manera a reforzar todas las áreas de gran circulación en donde constantemente se manipulan elementos, se pasan las manos. Se instalaron los lavamanos en la institución, todo lo que se tuvo que reorganizar para poder brindar un ambiente seguro”, subrayó y agregó que todo el personal de su área ya recibió las dos dosis de la vacuna.

En cuanto a insumos, aseguró que tienen todo, tanto los que les provee la institución como las donaciones de muchas personas que recibieron a lo largo de este tiempo. “Tenemos todos los equipos de limpieza y desinfección, los productos de limpieza, también los equipos de protección, todo depende del grado de exposición de cada área”, explicó.

Cuidar a la familia

Contó que ella vivía con su hijo de 13 años, pero el año pasado, cuando comenzó todo este tema y se suspendieron las clases, le llevó a la casa de sus padres, sin saber todavía cómo eran las cosas. Comentó que él sigue viviendo actualmente en la casa de sus padres.

“Fue un cambio muy duro para los dos. Sigue con las clases virtuales y mis padres son adultos mayores, les amo y les quiero proteger. Me voy a verle a mi hijo y a mis padres con todas las medidas siempre, pero tampoco quiero dejarle a mi hijo solo ni quiero que a mis padres les pase nada, así que estamos con añoranza de volver a la normalidad como dice mi hijo y de volver a abrazarnos todos de nuevo”, apuntó y confesó que todavía no tuvo el virus.

Leer más: Enfermera llevó serenata a familiares de pacientes internados en el distrito de Natalio

Desde que inició la pandemia, María Luisa llevó a su hijo con sus abuelos para protegerlo, debido a que ella está expuesta al virus. Foto: Gentileza.

Tiempos difíciles

La licenciada dijo que, dentro de todo, la situación de pandemia les unió como compañeros en cuanto al hospital. “Trabajamos muy bien en equipo. Lastimosamente también perdimos compañeros, son tiempos muy difíciles, pero eso hace que todos nos unamos. Veo y siento que todos amamos nuestra institución, nuestras familias, a nuestro país y queremos brindar desde el departamento, nuestro grano de arena en este momento difícil”, enfatizó.

María Luisa refirió que el trabajo de limpieza quizás no es muy visible, pero cuando está sucio, se nota. “Lo que se desinfecta día a día es de gran importancia para luchar en contra de esta enfermedad. La limpieza y la desinfección son clave dentro de la lucha”, destacó.

Con respecto al trato de los familiares, mencionó que no reciben ningún trato malo, al contrario, siempre le cuentan que hay muchos compañeros funcionarios y familiares agradecidos. “Sí pedimos la colaboración de todos siempre porque un hospital limpio es el que menos se ensucia, no el que más se limpia. Si todos ponemos nuestro granito de arena, vamos a poder mantener limpio nuestro ambiente hospitalario. Siempre dentro de las dificultades y a veces también se entiende el mal momento que pasan los familiares”, indicó.

Leer también: Hospital de Itauguá: con terapias llenas y varios pacientes en lista de espera

Finalmente, María Luisa quiso dar un mensaje de aliento y resaltó la importancia de seguir con los cuidados para evitar la propagación del COVID-19.

“Estamos hace más de un año con esto y hemos aprendido muchas cosas. Es importante que sigamos con todas las medidas y cuidarnos nosotros, a nuestras familias, entre compañeros en la institución, a nuestros pacientes. Todos queremos estar ya de nuevo compartiendo pero es mejor estar ahora un poco distanciados para después volver a abrazarnos todos y que no falte nadie”, puntualizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar