Después de que saliera a la luz el caso de José Luis Tora­les, quien fungió como ase­sor de la senadora Kattya González, al mismo tiempo en que era funcionario de la Contraloría y presidente del Partido Encuentro Nacional (PEN), el diputado Daniel Centurión emitió su opinión afirmando que el ente con­tralor debe blindarse de las influencias políticas, decla­raciones que no agradaron a su colega Raúl Benítez, quien trató de minimizar el hecho.

“¿Y qué pasa con los fun­cionarios colorados Dani? ¿Cómo no va a necesitarse un análisis jurídico? Está en la ley de presupuesto apro­bada por Santi y por Marito, vamos a dejarnos del vyro­rei (tonterías). La realidad es que acá está pasando esto solo con un funcionario, del resto ustedes no dicen ni mu”, manifestó Benítez.

La respuesta del diputado del PEN se dio en la red social X, tratando de res­tarle relevancia al hecho, pese a que, la Contraloría resolvió abrir un sumario en contra de su correligio­nario y luego de que Torales se viera obligado a renunciar a la presidencia de Encuen­tro Nacional. Los funciona­rios del ente contralor están prohibidos a activar en polí­tica partidaria de acuerdo a lo que establece su código de ética.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Dejanos tu comentario