El político liberal Alfredo Luis Jaeggli no renunció a su afán de esgrimir la millonaria suma de dinero que dispone (con sus amigos “ricachones”) para dar un golpe de timón al interior de la nucleación azul.

Uno de los dirigen­tes sondeados en ese contexto es el exdiputado Édgar Acosta, quien tiene inserción en bases liberales del depar­tamento Central.

El exlegislador se abocó el fin de semana pasado a reunirse y conversar con referentes del PLRA, para analizar el camino a seguir tras el rechazo a su plan de pagar la deuda (USD 8 millones) a cambio de cambiar la denominación actual por la de Partido Liberal (a secas).

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Acosta confirmó que habló “mucho” con Jaeggli al res­pecto el pasado domingo, y afirmó que, tanto parlamen­tarios como en la dirigen­cia de diversos estamentos, se debate la hipótesis de un “nuevo partido”, bajo el manto de la propuesta de los ricachones.

Sin embargo, indicó que su postura personal, así como la de otros dirigen­tes, se basa en la convicción de que primero debe ago­tarse una “salvación” del PLRA, y si ello ya no tiene solución, recién ahí abordar aquel camino.

“Ante la consulta de algunos parlamentarios de dividir, primero hay que hacer todo lo posible dentro del partido de modificar la forma como se está administrando”, respon­dió Acosta a la 730 AM al ser consultado al respecto.

Agregó que la crisis finan­ciera es solo una parte del enorme problema que atra­viesa el PLRA, y que el lide­razgo es tal vez la faceta más preocupante.

“Me preguntaban sobre las manifestaciones del señor Jaeggli, y yo decía que el pro­blema del Partido Liberal no es solo una cuestión de deu­das, el partido no tiene ideas, el partido no tiene discu­sión, el Partido Liberal en los últimos años no ha debatido cuestiones importantes, que hacen a la realidad nacional y eso la gente ve y no nos vota”, remarcó.

Dejanos tu comentario