Lea Giménez informó que están recibiendo un tsunami de informaciones financieras sobre diversas instituciones.

Varios llamados a lici­tación realizados de manera repentina, contratos y nombramientos llevados a cabo de manera masiva solo constituyen algu­nos de los procesos que están siendo apurados en el gobierno actual antes de empezar con el traspaso de mando. La exmi­nistra de Hacienda y una de las encargadas del equipo de transición de Santiago Peña, Lea Giménez, afirmó que estos sucesos resultan preocupantes para el equipo del presidente electo porque buscan evitar el fenómeno de la “caja vacía”.

“La realidad es que nos está llegando un tsunami de infor­mación de lo que está pasando en las diversas instituciones y allí hay cuestiones que nos preocupan. Debemos tener la casa ordenada y dentro de ese aspecto entra saber cuál es el alcance de la deuda actual del Estado, cuál es la situación atravesada, para luego admi­nistrar con una gestión finan­ciera y de caja”, remarcó para el programa “Cara o cruz”, emi­tido por Unicanal.

En el marco de los últimos manejos estatales se encuen­tra la convocatoria de Itaipú Binacional, la cual ofrece 220 cargos y constituirá una carga importante en términos finan­cieros, sin mencionar el proce­samiento para pagos morato­rios que también se está dando de una manera acelerada. Cerca de 100 personas infor­maron al equipo de transición que se están capacitando para gestionar los pagos de los inte­reses moratorios, lo que preo­cupa al grupo de trabajo de la administración entrante.

“Queremos dar continui­dad a proyectos iniciados y que tengan sentido, pero de repente vemos la aprobación de licitaciones plurianuales en el marco de dos a cinco años y llama la atención por­que se da en muchas institu­ciones públicas. También se observan nombramientos y movimientos de personas, lo cual genera un costo para el Estado”, acotó.

Dejanos tu comentario