En puertas de las elec­ciones internas presi­denciales, la Cámara de Senadores llevó adelante a tambor batiente el estudio del proyecto de ley de endeuda­miento del Instituto de Previ­sión Social (IPS) para el pago de la deuda a los proveedores por valor de US$ 240 millones.

Pese a que hubo una fuerte insistencia para que la pro­puesta sea postergada por 8 a 15 días para un mejor estu­dio, y dar tiempo de convo­car al titular del IPS, Vicente Bataglia, así como a miem­bros del Consejo Directivo a fin de que expliquen mejor el proyecto, estas mociones no prosperaron.

Aún así, una mayoría optó por continuar con el tra­tamiento y finalmente fue aprobado con apenas 15 votos a favor, con lo cual quedó sancionado el pro­yecto de ley “Que establece medidas administrativas para el financiamiento del programa de enfermedad y maternidad del Instituto de Previsión Social”.

Esta legislación faculta al IPS, en pleno período elec­toral, a solicitar al Banco Nacional de Fomento (BNF), o a otras entidades del sis­tema financiero nacional y/o entidades financieras inter­nacionales, la apertura de líneas de crédito de mediano y largo plazo, que serán des­tinadas al cumplimiento de las obligaciones pendientes de pago.

CUESTIONAN PREMURA

Legisladores de las bancadas de Honor Colorado, Frente Guasu, Patria Querida y PDP coincidieron en cuestionar la premura con la que se estaba llevando el tratamiento, e insistieron en que el tema debía ser postergado por una o dos semanas a fin de convo­car a las autoridades del IPS para que expliquen cuál es el monto real de la deuda de la previsional con los proveedo­res; pero, además, aclarar con qué fondos se garantizaban el pago del nuevo endeuda­miento y si afecta a los fon­dos jubilatorios.

En un último intento por aprobar esa postergación, no se logró reunir la mayo­ría de 23 votos, ya que solo 15 votaron por la posterga­ción, 15 senadores insistie­ron con el tratamiento en la fecha, otros 4 se abstuvieron y 8 estaban ausentes.

Dejanos tu comentario