Siendo abogada, escri­bana y especialista en los derechos de los pueblos indígenas, dere­chos humanos y coopera­ción internacional, Diva Riquelme laza su precandi­datura como diputada por el Partido Patria Querida, representando al departa­mento de Alto Paraná. La aspirante detalla que qui­siera llegar a ser la portavoz de los pueblos indígenas, los pequeños productores y la protección de la propiedad privada en el Congreso.

“Para mí, la política no es un fin en sí misma, sino un medio para un fin que es ser­vir a las personas, a mi comu­nidad, al departamento y a todo el país. Nunca soñé con ser política, pero gracias a mi capacitación y esfuerzo pude conocer otras realidades y hoy quiero ayudar a imple­mentar todo lo bueno que se puede aportar para el Para­guay”, señaló Diva, en con­tacto con La Nación/Nación Media, resaltando su abso­luto compromiso social que se viene remarcando por su constante trabajo por la sociedad.

SUS PLANES LEGISLATIVOS

La precandidata manifestó que trabaja de cerca en el campo, buscando garantizar la protección de la propiedad privada y la regularización de los asentamientos rura­les. Hace tres años viene ayudando a víctimas de ocupaciones o invasiones violen­tas y durante ese lapso participó de una investiga­ción que deter­minó la serie de fraudes cometidos contra el Estado en administra­ciones anteriores, sobre las tierras que supues­tamente corresponden a comunidades indígenas.

“Hoy mi corazón está enfo­cado en sanear todo lo rela­cionado con las comunida­des indígenas, porque si llego a la Cámara de Dipu­tados, mi objetivo es estar en la Comisión de Pueblos Indígenas para brindarles soluciones reales y que los propios políticos dejen de sacar provecho de las nece­sidades de los nativos. Tengo el claro objetivo de elaborar un trabajo interinstitucio­nal para encontrar espacios para las comunidades y así también evitar la violación de derechos de terceros”, aseguró.

Otro de los pilares de la aspi­rante a un escaño en el Par­lamento está relacionado con la protección de la pro­ducción, fomentando cur­sos de promoción y capaci­tación, teniendo en cuenta que el mencionado sector genera amplias fuentes de trabajo. Destacó que resulta impres­cindible prote­ger al productor, desarrollando seguridad en el campo para que la gente pueda trabajar bien.

“Para mí la política no es un fin en sí misma, sino un medio para un fin que es servir a las personas, a mi comunidad, al departamento y a todo el país”.

Dejanos tu comentario