En el territorio social de Villa Angélica, ubicado en el municipio de Lambaré, se llevó a cabo una asamblea para elegir a un presidente que representará a la zona a través de la comisión vecinal, saliendo electo José Molinas. Sin embargo, Guido Gonzá­lez, intendente de la comuna, emitió una resolución en la que reconoce a la candidata de su movimiento, Celsa Morel, ignorando los resul­tados electivos, según una denuncia, con el objetivo de imponer a una persona afín a su línea política dentro de la comisión.

“Tenemos dos resoluciones, una donde se le nombra al candidato elegido por mayo­ría de votos y otra en la cual se reconoce a la perdedora. Hoy debíamos sesionar los conce­jales para solicitar la nulidad del segundo documento, pero venimos a encontrarnos con una manifestación instalada por el concejal Víctor Silvera, quien pertenece al equipo de Guido González, para impe­dir que resolvamos este con­flicto ocasionado”, expresó Carol González, concejal lambareña por el movimiento Honor Colorado, en comuni­cación con La Nación/Nación Media.

Así, la comisión vecinal quedó sin representación, pues la violenta turba que ocupa la Municipalidad de Lambaré y la resolución arbi­traria del intendente (afín al vicepresidente Hugo Veláz­quez) impiden que la precaria zona de Villa Angélica cuente con las directivas pertinen­tes, de acuerdo a esta denun­cia. Para la concejal Gonzá­lez, el interés del titular de la comuna lambareña en man­tener a alguien de su equipo en la comisión vecinal solo podría explicarse por sacar provecho de la necesidad del centro comunitario.

Dejanos tu comentario