A través de VOX, Copaco subcontrató empresa para brindar servicios de call center a Salud Pública. Flavio “Kike” Santander, concuñado de Mario Abdo, es representante de la empresa contratada por VOX. Telefónica estatal violó la Ley de Contrataciones para hacer negocios sin licitación con un cercano a Abdo.

  • Por Jorge Torres Romero y Cinthia Mora

En pleno auge de la pandemia en Para­guay, Copaco suscri­bió un acuerdo específico con el Ministerio de Salud Pública para la prestación del servi­cio del contact center. Como Copaco está sujeta a la Ley 2051 de Contrataciones Públi­cas utilizó su empresa telefó­nica VOX para subcontratar (sin licitación) los servicios de una firma tecnológica, que está representada por el músico Flavio “Kike” San­tander, quien es concuñado del presidente Mario Abdo Benítez.

El 5 de febrero del 2020, cuando el país estaba expec­tante ante el inminente ingreso del covid-19 a nues­tro territorio, fue acordado un convenio de coopera­ción interinstitucional entre Copaco y el Ministerio de Salud. Luego, un acuerdo de cooperación fue firmado el 6 de octubre del 2020 por el presidente de Copaco, Sante Vallese, y el entonces ministro de Salud, Julio Mazzoleni, con el fin de implementar por ocho meses un servicio de contac center para el Ministerio de Salud, que requería del ras­treo de personas o contactos que hayan estado expuestos al virus del covid-l9.

De acuerdo a lo acordado, Copaco iba a proveer soporte técnico de hardware y sof­tware de sus equipos para evitar que Salud Pública tenga que comprar la licencia de algún fabricante. El con­trato fue por un monto apro­ximado de G. 5.852.001.600, de los cuales el Ministerio de Salud tuvo que dar un anticipo de G. 3.239.376.300. Este con­trato fue abierto y se pagó por servicio utilizado, del cual se desprende que el servicio del call center incluyó 100 posi­ciones, cuyo costo unitario era de G. 7.315.200, dando una suma de G. 731.500.200, monto que al multiplicarlo por los ocho meses, da el monto total de G. 5.852.001.600.

En sus cláusulas se estable­ció que los coordinadores iban a ser el gerente comercial de Copaco, Hernán Franco, y las direcciones de Tecnología y de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud. Además, previó la expresa confidencia­lidad de este acuerdo, ya sea antes, durante o después de la ejecución del mismo.

Por otro lado, llamativa­mente, meses antes de ese acuerdo entre Copaco y Salud, la empresa VOX firmó un con­trato directo (sin licitación) con la empresa Bizcom SA. Fue el 26 de marzo del 2020, a inicios de la cuarentena sanitaria, que el presidente de Copaco, Sante Vallese, representando a Hola Para­guay SA (VOX), firmó un con­trato con la empresa Bizcom SA, del músico colombiano Flavio “Kike” Santander, para el suministro de solucio­nes tecnológicas de la marca Simplifi, tales como servicios en la nube, call center, plata­forma, entre otros.

Quien aparece como repre­sentante de la empresa sub­contratada por el Estado paraguayo es nada más y nada menos que pariente del presidente de la Repú­blica, Mario Abdo Benítez, pues está casado con Adriana López Moreira, hermana de su esposa Silvana. El contrato entre Copaco (a través de VOX) y el productor musical cercano a la familia presidencial, tam­bién fue abierto en cuanto a los montos a pagarse por el servi­cio. En un anexo del acuerdo se fijaron todos los precios suje­tos a variación dependiendo del uso.

En una de sus cláusulas, el acuerdo con el concuñado de Marito establece que el con­trato tendrá una duración inicial de 5 años renovables y en otra prevé la confiden­cialidad de lo pactado, bajo el riesgo de que si se publicara, se podrían adoptar acciones civiles y penales.

Estos son los documentos que confirman el negociado montado por Copaco para favorecer al concuñado del Presidente.

LA JUGADA ILEGAL DE COPACO

La telefónica estatal Copaco no puede contratar de forma directa a las empresas por­que está sujeta a la Ley de Contrataciones Públicas, por ello no vio mejor forma de bur­lar los controles al utilizar su empresa de telecomunicacio­nes VOX para subcontratar a la firma privada Bizcom. Sin embargo, de igual manera Copaco y VOX violaron la Ley de Contrataciones al ignorar una resolución de la DNCP, la cual establece que las con­trataciones realizadas por Copaco SA con Hola Paraguay SA (VOX) deben realizarse conforme a los términos de la Ley 2051/2003, es decir, a tra­vés de un llamado licitatorio y no así por contrato directo.

Lo llamativo de la terceriza­ción a favor del concuñado de Marito es que Copaco tiene experiencia en la pro­visión del mismo servicio de contact center a otros entes públicos (como la UNA, Ande, Hacienda e IPS) y no necesitó subcontratar a otra empresa para que preste el servicio en cuestión. Por ende, uno pen­saría que no necesitaba firmar un contrato, en plena pande­mia, con una empresa repre­sentada por el concuñado del presidente de la República.

Esta no fue la primera vez ni al parecer será la última que el músico “Kike” Santan­der realice negocios con el Estado. Vale recordar que en el 2019 encabezó una delega­ción de empresarios venezo­lanos residentes en Estados Unidos que se reunió con el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Arnoldo Wiens, a quien expre­saron su interés de invertir en Paraguay en el área de la minería. Además, reciente­mente Santander estuvo en el stand de Copaco, en la Expo de Mariano Roque Alonso, donde fueron presentadas soluciones tecnológicas al público visi­tante, según informaron a tra­vés de sus redes sociales.

Dejanos tu comentario