El presidente de la Repú­blica, Mario Abdo Benítez, presentó su informe de gestión ante un Congreso Nacional con poca presencia luego de que varios legisladores de la disidencia colorada y de la oposición deci­dieran no participar de la ren­dición de cuentas.

Salvo algunos pocos aliados, todos militantes del Abdo-lu­guismo, los actores políticos en general y sin dudar la ciu­dadanía en pleno se lanzaron en contra del informe presen­tado por el Presidente, al cali­ficarlo de irreal y con muchos puntos faltantes que explicar, entre ellos el vínculo del Vice­presidente con miembros de una organización terrorista.

Incluso sus aliados políticos evitaron escuchar “los logros de su gestión”, entre ellos los senadores Lilian Samaniego, Javier Zacarías Irún y los diputados Freddy D’Ecclesiis, Éver Noguera, Miguel Cue­vas, Tomás Rivas, entre otros.

Sin dudas que los problemas que aquejan a diario a los habitantes de este país fue­ron dejados a segundo plano, algo que no pasó desaperci­bido para nadie. La mala ges­tión de la pandemia del covid- 19, dejando una estela trágica de cerca de 19.000 fallecidos en poco más de dos años a causa de los contagios, ha sido la piedra angular sobre la que descasaron las críticas al informe.

Embanderado con la reali­zación de alrededor de 3.000 kilómetros de rutas asfalta­das durante los cuatro años de su mandato, Abdo obvió, entre otras cosas, la falta de pago a los proveedores, que ronda los US$ 400 millones y que amenaza con paralizar las obras de construcción.

Con respecto a la gestión de la administración coman­dada por Abdo Benítez, el analista político Marcelo Lacchi la consideró como la peor en los últimos 25 años y aseguró que debió pedir dis­culpas durante la lectura del informe por la mala gestión de estos últimos cuatro años.

Se refirió además al rechazo que tiene el actual presidente debido a la mala gestión que arrastra desde que inició su gobierno en el 2018. En ese sentido, dijo que debió pedir disculpas a la gente.

OLVIDA ERRORES

Menos lapidario, pero también crítico, el presidente de la Cámara de Diputados, Car­los María López, hizo men­ción al informe de gestión del cuarto año de gobierno del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y refi­rió que se trató de un informe a medias, destacando solo lo positivo y olvidando de reconocer los errores de su gobierno.

“Escuchamos una gestión positiva de lo que el Gobierno ha hecho, pero la realidad también nos indica que hay muchas situaciones en las que no fue del todo sincero con lo que es el reporte del presidente de la República”, refirió el nuevo presidente de Diputados para el periodo 2022-2023, quien asumió el 1 de julio.

CRISIS Y PETROPAR

Con una crisis económica fuerte, el aumento de la pobreza, la pobreza extrema y una tasa de desempleo en el primer trimestre del 2022 con un 8,5%, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, destacó los subsidios y la asistencia social a los sectores vulne­rables en este último año de gestión, asegurando que el Gobierno asistió a estos sec­tores en el marco de la crisis económica generada por la pandemia y la crisis interna­cional causada por el ataque de Rusia a Ucrania.

Sin embargo, para el jefe de Estado pasaron desaperci­bidos los G. 1.500 millones que el titular de la petro­lera, Denis Lichi, intentó tirar en com­pras de rega­los, mientras se torna impa­rable el incremento del precio de los combustibles, lo que genera una crítica situa­ción económica que se acen­túa cada día.

Tampoco desaprovechó para agregar la cuota de proselitismo al informe, realizando ataques per­sonales contra su ocasio­nal rival electoral en las internas del Partido Colo­rado.

Dejanos tu comentario