El precandidato presi­dencial Santiago Peña inició el fin de semana pasado su gira por el departa­mento de Canindeyú donde realizó un recorrido por Salto del Guairá, Corpus Christi, Nueva Esperanza y mantuvo un encuentro con jóvenes de Katuete. Enfocó su mirada en el campo que necesita del soporte estatal para avan­zar y sostener la economía, pero Peña habló de una visión industrial con la necesidad de fortalecer al sector.

Durante sus discursos ante los ciudadanos de Nueva Esperanza realzó el trabajo del campo para producir ali­mentos, que merece el acom­pañamiento del Estado para brindar un compromiso que permita el desarrollo y creci­miento social. “Me compro­meto a cuidar el trabajo en el campo. No más impuestos para el campo, dejemos que crezca, que produzca. El desa­rrollo va a venir de la mano de la agroindustrialización”, dijo.

Además, reconoció que no hay mejor manera de ayudar a la gente que dándole trabajo, “gran lección nos ha dado el campo con el trabajo, con la producción”, añadió. Espera que el rol del Estado pueda ofrecer la seguridad jurídica para dar el sustento legal y formal para los productores.

Así como recriminó la inva­sión de tierras, la intención de aumentar impuestos y la discusión entre clases socia­les, fomentada por la oposi­ción que afecta directamente a quienes buscan un desarro­llo con la producción: “Quie­ren perjudicar al campo, ame­nazan con invasiones y cobrar impuesto”, lamentó.

Además, dijo que está conven­cido que Horacio Cartes será presidente de la Asociación Nacional Republicana (ANR), pero “necesita del apoyo de los afiliados y hay que partici­par cívicamente en las próxi­mas elecciones para apoyar al futuro gobierno en el desafío de corregir la economía, sino también fortalecer el desa­rrollo de la producción a tra­vés de un proceso de indus­trialización”, remarcó.

Finalmente, pidió la oportu­nidad de recuperar el tiempo perdido y reencauzar el desa­rrollo del país, para superar la pobreza y la recesión econó­mica que se sufre.

Dejanos tu comentario