El director del Mercado N° 4 de Asunción y miem­bro del comando capital del movimiento Honor Colorado, Juan Villalba, lamentó que el Gobierno tenga que apelar a la per­secución política para des­tituir funcionarios. Fue al aludir al caso de su esposa, Laura Prieto, quien se des­empeñaba como directora de una clínica periférica del Instituto de Previsión Social (IPS) y fue desti­tuida por estar vinculada al cartismo.

El dirigente refirió que a través de un mensaje enviado al teléfono del presidente Mario Abdo le reclamó la arbitrariedad. “Le envié una nota al pre­sidente de la República, Mario Abdo, a su número particular y le dije que lo que hizo es deleznable”, fustigó.

“Lastimosamente se está recurriendo a las vie­jas prácticas de persecu­ción, presión y chantaje por parte del oficialismo. Ya venían suscitándose hechos. El gobernador de San Pedro, Carlos Gimé­nez; el gobernador de Paraguarí, (Juan Carlos) Baruja, y el senador Martín Arévalo lo denunciaron. Y bueno, ahora me toca a mí”, afirmó.

Dejanos tu comentario