El gobernador de Itapúa, Christian Brunaga, indicó que hasta ahora siguen golpeando las puertas del Gobierno, en busca de asistencia de Emergencia Nacional. Pero que no han recibido ni siquiera transferencia financiera a la Gobernación, que ya se están quedando cortos de recursos. Brunaga explicó que un estimativo del 60% de la producción de los campos de Itapúa se encuentran golpeados por la sequía, muy preocupado por esta situación.

Apuntó que dentro del Presupuesto General de la Nación fueron anulados 2 rubros importantes destinados a las gobernaciones, que servían para hacer aportes y transferencias sin fines de lucro. “Hoy prácticamente nos sentimos con las manos atadas, porque no tenemos dentro de nuestro presupuesto, dos secretarías muy importantes que son la de Salud y Educación que hoy prácticamente quedaron desvinculados y estamos viendo la forma que continúen porque creemos que son secretarías muy importantes para la Gobernación para acompañar a los pedidos de la ciudadanía”, explicó a Itapúa Noticias.

Dejanos tu comentario