El criticado presidente del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Efraín Alegre, pierde nuevamente otros aliados con miras a las elecciones presidenciales del 2023. Un caso es del diputado y dirigente del departamento de Paraguarí Jorge Ávalos Mariño, quien se suma al movimiento Diálogo Azul.

Al respecto, el parlamentario mencionó que presentará una vez más su postulación para el cargo de diputado y que estará acompañando las precandidaturas para los cargos de presidente de la República, del gobernador de Cordillera, Hugo Fleitas, y la del tesorero del PLRA y líder del movimiento, Dionisio Amarilla, quien aspira de nuevo a ocupar una banca en la Cámara de Senadores.

En el transcurso del presente periodo legislativo, Alegre, por su actitud autoritaria y un manejo irregular de los recursos económicos de la agrupación, perdió fuerza política en ambas cámaras del Congreso Nacional, hecho que le impidió concretar sus planteamientos y lograr una verdadera oposición.

La situación obligó a Alegre en su momento a crear un directorio partidario a su medida, conformado por sus propios familiares de acuerdo a las denuncias de los dirigentes que no simpatizan con su administración. También el tildado eterno candidato a la Presidencia de la República, logró contar años atrás con un Tribunal Electoral Independiente (TEI), que actuaba como una herramienta de persecución contra sus correligionarios de otros sectores internos, específicamente los llanistas.

Otro quien está virtualmente afuera del proyecto Efraín 2023 es el senador Amado Florentín. Según referentes del liberalismo disidente, el mismo ya dejó la carpa del titular liberal y en el transcurso de los próximos días anunciaría el grupo en el que militará.

Dejanos tu comentario