Un tribunal de sentencia, conformado por los jueces Héctor Capurro, Juan Car­los Zárate y Cándida Flei­tas (está última votó en disi­dencia), resolvió extinguir el proceso penal por presunta estafa que enfrentó el dipu­tado colorado Tomás Rivas.

El colegiado en mayoría sostuvo que el parlamen­tario reparó el daño oca­sionado al Estado, por lo que no existe ningún otro impedimento para hacer lugar a la extinción del pre­sente proceso y, por ende, el sobreseimiento definitivo del citado legislador.

El procurador general de la República, Juan Rafael Caballero, declaró en jui­cio y explicó al tribunal de sentencia que nada tiene que reclamar al diputado Tomás Rivas porque se reparó el daño causado.

El lunes pasado, al inicio del juicio oral y público, los abo­gados Enrique Kronawetter y Federico Hutteman pidieron introducir como hecho nuevo el acuerdo con la Cámara de Diputados, que se firmó el 22 de noviembre. El monto que se reintegró es de G. 121.208.300, más de lo que el Ministerio Público había acusado.

Dejanos tu comentario