El director de Yacyretá Nicanor Duarte Frutos quiso aprovechar un acto de entrega de aportes en Itapúa para dar cátedras tributarias arremetiendo contra el sector productivo, sin embargo, sus expresiones explotaron en su contra cuando una joven tomó el micrófono y le cuestionó la práctica asistencialista que no genera trabajo. “Te falta mucho”, le retrucó.

El repetitivo y populista discurso que viene realizando Nicanor Duarte Frutos, director de la Entidad Binacional Yacyretá, en contra del sector produc­tivo del país, se estrelló con­tra la realidad que le fue pre­sentada por jóvenes, quienes rechazaron su ataque al sector productivo y le pidieron que ayude a generar más puestos de trabajo, que es lo que ellos verdaderamente necesitan.

“Podemos costear nues­tra salud y nuestros estu­dios, pero solo con trabajo”, replicó una joven al conocido como “Mariscal de la derrota” durante un acto de entrega de aportes en la Universidad Nacional de Itapúa, destina­dos a educación, salud y pro­ducción, así como ayuda social a pescadores afectados por la veda. Esto se hizo público tras la viralización en redes socia­les de una parte del acto, donde fue escrachado Duarte Frutos.

CÁTEDRAS DE TRIBUTACIÓN

El director de Yacyretá atacó duramente al sector produc­tivo, industrial y empresarial de nuestro país, durante el acto llevado a cabo en uno de los bastiones de la producción agrícola paraguaya, el depar­tamento de Itapúa.

Ante un auditorio, compuesto en gran parte de jóvenes de la casa de estudios itapuense, Duarte Frutos criticó lo que considera una baja carga tri­butaria, uno de los pilares para las inversiones en el país, según referentes económicos y empresariales de toda la región. “Las universidades no investigan o investigan poco”, expresó luego, justificando que el motivo es que nuestro país es como un paraíso fiscal.

Recurrió también a las dife­rencias de clases, recurso uti­lizado en otros países para generar cierto tipo de enfren­tamientos entre grupos socioeconómicos. “Quienes ganan más plata, menos quie­ren pagar”, dijo Duarte Fru­tos con su típico tono de dis­curso proselitista, para luego atacar a las multinacionales por supuestamente no pagar impuestos en nuestro país.

Luego de concluir su dis­curso, una joven pidió uso de la palabra y criticó que recién al terminar el año lleguen las autoridades con sus regalos, “como si fuera Papá Noel. Excelente, señor Nicanor, pero te falta mucho”, expresó la joven ante los aplausos y gritos del auditorio.

RETRUQUE

La joven arremetió realizando una sarcástica reverencia ante el considerado por los colorados como el “Mariscal de la derrota”. “¿De qué sirven tener faculta­des de aquí para allá y recibirnos (profesionalmente) por todo el país si no tenemos trabajo?”, pre­guntó la joven, ante la evidente incomodidad de los invitados, quienes ya veían venir la cata­rata de reclamos por la situación que atraviesan los estudiantes y jóvenes en general.

Junto a Nica­nor Duarte Frutos, se encontra­ban el gobernador de Itapúa, Cristhian Brunaga, el senador Juan Afara, el diputado Colym Soroka, el rector de la UNI, Ing. Hildegardo González, y otras autoridades locales. “Podemos costear nuestros estudios, nues­tra salud, pero para eso necesita­mos trabajo. Los jóvenes necesi­tamos trabajo, señores, por favor inviertan en trabajo”, reiteró la joven, que de manera decidida enfrentó al discurso populista del director de la EBY, quien dedicó su tiempo a atacar al sector productivo y empresa­rial del país, los mayores gene­radores de fuente de trabajo y principales aportantes al fisco.

En Yacyretá llueven cargos para los parientes

Daisy Solaeche, Fulvia Solaeche y la tía Nicasia, parientes de Nicanor Duarte Frutos que cobran jugosos salarios en Yacyretá.

Mientras estudiantes universitarios reclaman falta de trabajo, los familiares y allegados de Nicanor Duarte Frutos, director de Yacyretá copan la binacional y son premiados con jugosos salarios.

La falta de trabajo y de oportunidades es una realidad que arremete contra la juventud universitaria que con ansias espera conseguir un trabajo y un salario digno. Este fue el reclamo de Emilce Espínola, estudiante de Ciencias Contables de Itapúa que reclamó esta situación a Nicanor Duarte Frutos, director de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) que tiene acomodado a gran parte de su parentela y también a sus operadores políticos.

Con este grito reclamo, es imposible recordar los sonados casos de los familiares de Nicanor que supieron acomodarse en la binacional y hasta la fecha siguen gozando de jugosos salarios. Gran parte de la parentela de la esposa de Duarte Frutos encontraron una oportunidad laboral en la EBY.

La familia de Gloria Penayo, esposa de Nicanor, tiene colmada la institución. La lista empieza con Daisy Solaeche, quien recibe una remuneración de G. 35.741.251, seguida por Rodrigo Espínola Solaeche, quien percibe G. 41.911.757 y por Fulvia Solaeche, con G. 58.337.696.

Recordemos el caso del chofer de Duarte Frutos, Rubén Flecha, que tiene un salario en la binacional de G. 42.076.557, y la fotógrafa “de oro” María Luz Fleitas Gamarra, se lleva G. 20.447.277.

Mientras los jóvenes universitarios están desempleados, la tía de Gloria Penayo, Nicasia Maldonado, de 72 años, encontró una oportunidad laboral y gana G. 10.846.390 y la maquilladora Leticia Aquino no necesitó de un gran título para conseguir trabajo en la EBY y disfruta de su remuneración de G. 16.309.135.

Dejanos tu comentario