Las bandas crimina­les, que tienen rami­ficaciones en cárceles de nuestro país, son perma­nentes focos sobre los que hay que ejercer sistemáticos controles. Lo dijo la minis­tra de Justicia, Cecilia Pérez, quien indicó que los podero­sos cárteles transnacionales, más los locales, ejercen una presión permanente al inte­rior de los reclusorios.

Sobre los temibles PCC y Comando Vermelho del Bra­sil, dijo que el primero pone mucho énfasis en el recluta­miento de nuevos miembros en las cárceles. En tanto que el segundo tiene más prefe­rencia por cuadros, en los que sobresalen los líderes de la agrupación.

“Comando Vermelho tiene menos cantidad de personas, porque no hacen trabajo de reclutamiento. Del Primer Comando Capital (PCC) tendríamos 300, aproxima­damente, dentro del sistema penitenciario”, dijo la minis­tra al abordar el tema.

“Para nosotros, todos los que son miembros del Comando Vermelho son individualida­des que tenemos que tener en la mira. Son todos akã guasu. No como en el PCC”, indicó.

“PCC se dedica al tráfico de drogas, tráfico de armas, crí­menes por encargo o sica­riato. Como grupos del PCC, nosotros tenemos 5 en Para­guay. Brasil tiene 32. PCC, Comando Vermelho, Bala Ña Cara, Primer Comando Cata­rinense y A Firma”, añadió.

Sobre la agrupación crimi­nal paraguaya que opera con tentáculos en las cárceles, la ministra Pérez manifestó que va ganando terreno, al punto en que tiene como principal rival al Primer Comando Capital. “El clan Rotela tiene adhesiones para enfrentarse al PCC”, acotó.

Cabe indicar que la pandi­lla criminal liderada (desde la cárcel) por Javier Rotela es considerada la responsable de los últimos asesinatos, vía sica­riato, de varias personas en la capital y en el Área Metropoli­tana. El último episodio atri­buido a la agrupación es el de un hombre que fue acribillado con 13 balazos mientras jugaba un partido de fútbol.

El clan Rotela tiene en el penal de Tacumbú a su mayor fuerza en cuanto a número de fuerzas.

La ministra Pérez manifestó que la población penal vuelve a experimentar un creci­miento sostenido. “Hemos superado los 15.000 (per­sonas privadas de libertad) porque ayer ingresaron 250 personas al sistema peniten­ciario”, acotó.

Dejanos tu comentario