El gobernador de Amam­bay, Ronald Acevedo, manifestó sus dudas acerca de que los sicarios tenían como blanco principal a “Bebeto”. El análisis de la fil­mación –adujo– abre la sospe­cha de que su hija Hailee pudo ser la víctima central y que los ataques furibundos contra su pareja más bien habrían sido para evitar que utilice su arma para intentar repeler a los ata­cantes.

“Hay dudas, porque, digamos, también fue para ella. A noso­tros nos llama la atención que uno de los sicarios se le fue encima a ella. En la ventani­lla donde ella estaba. A noso­tros nos llama la atención eso”, expresó Acevedo.

Y si bien no explicó qué podría haber sido el desencadenante para que fuera ella el blanco, fuentes de la investigación sos­tienen que la trama de un tras­fondo pasional no puede ser descartada. Hailee y “Bebeto” mantenían una relación sen­timental, y una ex pareja del hombre, a la vez amiga de la hija del gobernador, surgió como sospechosa de ser parte de la trama que acabó en el cuádru­ple asesinato.

La mujer había enviudado en noviembre pasado. Su enton­ces marido, un ex agente de la Senad, que habría pasado a filas de los narcos, fue asesinado de varios balazos. Poco después ella inició una relación con “Bebeto”, quien rompió la rela­ción para unirse en noviazgo con la hija del gobernador.

La hipótesis del móvil pasional del crimen consigna en una de sus aristas, que por despecho, la mujer contactó con el narco Faustino.

“Ahora hay dudas de que mi hija fue una víctima colateral de los criminales. Están perdiendo la vergüenza, ya están actuando en medio de nosotros, están infiltrados en todos los ámbi­tos. Se presentan como perso­nas normales, comparten con nuestros hijos. En todos lados están infiltrados”, remarcó Acevedo. Significó que la acción de uno de los sicarios eviden­cia que los pistoleros podrían haber ido de forma directa hacia Hailee.

“Si era una bala perdida, una bala de gracia, iba a ser dife­rente. Lo que nos llama la aten­ción es que el sicario fue contra ella y también contra las otras dos chicas que estaban atrás”, acotó.

NARCOS INFILTRADOS

El gobernador Acevedo men­cionó, por otro lado, la sistemá­tica infiltración de los narco­traficantes, en los segmentos de a sociedad. Se mimetizan para participar de reuniones sociales, socializan con todos, y de manera constante están participando de actividades normales, indicó Acevedo.

Dejanos tu comentario