Una ola de crímenes que tuvo como víctimas fatales a candidatos de diferentes partidos sacudió a la nación en las últimas semanas previas a las elecciones municipales que se realizaron hace 8 días. Para comprender mejor esta situación de violencia hacia la clase política, La Nación consultó con el analista político Hugo Duarte, quien de forma categórica señaló que a su criterio no aumentó la violencia política en el país, sino que tuvo mayor visibilidad debido a que se trataron de candidatos a intendentes y concejales.

En ese sentido, señaló que la violencia está instalada en el país en todos los sectores que tienen la calificación de “zonas calientes”, o “zonas rojas. Porque están vinculados a grupos criminales, crimen organizado o negocios de frontera. “Durante las elecciones tuvo una mayor visibilidad, por tratarse de un periodo especialmente visible para la gente. Pero si uno hace un repaso de todas las noticias sobre violencia que hay en el país, uno se da cuenta que la violencia es un mal endémico en Paraguay, está prácticamente instalada como el dengue en el país. Entonces, lo que pasó con la violencia en tiempo electoral es que tuvo visibilidad por el período electoral”, comentó.

Asimismo, señaló que es probable que actores políticos pudieron haber intranquilizado durante este periodo electoral a personas que tienen poder a través del crimen organizado que busca mantenerse en una determinada comunidad.

.

Dejanos tu comentario