El plan de legislación consigna que de forma anual se pueda otorgar a la comuna capitalina recursos por valor de G. 52.800 millones del Gobierno Central. Es para que sean destinados a mejoras en la ciudad, principalmente en obras de infraestructura.

En la propuesta se expone que el Poder Ejecutivo y la Municipalidad de Asunción compensen deudas mutuas hasta el ejercicio fiscal 2020, e incluya la transferencia de royalties y el Fonacide.

En otro ítem se prevé que desde el próximo año la administración central y los entes descentralizados tienen que cumplir estrictamente con sus obligaciones tributarias en el municipio capitalino.

La comuna seguirá destinando el 25% de las tasas e ingresos derivados de los juegos de azar a la Diben.

El dictamen de rechazo es de la Comisión de Industria, Comercio, Turismo y Cooperativismo, que lidera el diputado Ángel Paniagua.

El proyecto había sido presentado por parlamentarios de diferentes bancadas.

Óscar “Nenecho” Rodríguez adelantó que está a favor del proyecto, diciendo que es necesario que Asunción cuente con los fondos de la ley de capitalidad para poder construir desagües pluviales.

Alegó que con ello dará una solución definitiva para cubrir por completo la red de desagüe pluvial en la ciudad. Para ello requiere invertir US$ 1.000 millones.

“Es por eso que insistimos en la ley de capitalidad ya que eso nos permitirá obtener fondos del Estado, para avanzar en obras que por años fueron postergadas y hacen que hoy la situación sea insostenible”, expresó.

Asunción recibe diariamente a más de 1 millón de personas y 200.000 vehículos, que generan un desgaste a la ciudad, dijo el intendente electo. Y agregó que a diferencia de las gobernaciones, no se cuenta con ningún tipo de aporte que permita hacer frente al costo que eso conlleva.

Dejanos tu comentario