La Cámara de Senado­res aprobó ayer el pro­yecto de ley “que modi­fica el artículo 142 de la Ley 3440/2008 ‘Que modificó el artículo 142 de la Ley N° 1160/1997 Código Penal”. La aprobación se dio con 29 votos a favor, 13 en contra y 3 ausen­tes. El proyecto, que cuenta con un solo artículo, pasa ahora a la Cámara de Diputados para su estudio.

En una maratónica sesión, con más de 6 horas de debate, el pleno aprobó la normativa que eleva hasta a 10 años de pena privativa de libertad para los casos de invasiones de propiedades privadas. En el numeral 1, establece que “el que individualmente o en concierto con otras perso­nas ingresara con violencia o clandestinidad a un inmue­ble ajeno será castigado con pena privativa de libertad de hasta 6 años”. Mientras que en su numeral 2 refiere que “cuando la invasión, en el sen­tido en el numeral anterior, se realizara con el objeto de ins­talarse en él ocasionando daño patrimonial a los bienes exis­tentes en el inmueble ajeno, la pena privativa de libertad será hasta de 10 años”.

El proyecto se encontraba en el punto 8 del orden del día de este jueves. Ante varios inten­tos de aplazar nuevamente el tratamiento, y luego de un largo debate sobre el plantea­miento, finalmente se dio su aprobación.

En la recta final de la dis­cusión, la senadora liberal Zulma Gómez cuestionó que el debate no se haya dado en el marco del respeto. “Lasti­mosamente los que defende­mos o que optamos a favor de este proyecto fuimos tilda­dos y ofendidos, incluso lla­maron a votar en contra de nuestros candidatos y es así como se genera la violencia. Evidentemente algunos cole­gas no están entendiendo que la polarización que se ve en el debate, así se siente como está afuera en la calle”, cues­tionó la senadora.

Durante el tratamiento del proyecto, el senador Juan Carlos Galaverna propuso retirar la definición de la normativa la expresión “sin el consentimiento del pro­pietario”, alegando que lógi­camente una invasión se da sin el consentimiento; esta moción fue aprobada.

Por su parte, el senador liberal Víctor Ríos propuso agregar el término comunal, dejando como invasiones a la propiedad privada y comu­nal. La propuesta fue bas­tante debatida y finalmente el legislador retiró su moción, dejando solo como propiedad privada.

El proyecto fue votado de manera nominal y fue apro­bado en su versión inicial. Ahora pasa a la Cámara de Diputados, donde primero será tratado en comisio­nes y posteriormente ante el pleno. De acuerdo a las posturas iniciales, en la Cámara Baja se cuenta con los votos necesarios para su sanción.

Varios sectores de la sociedad piden una solución a la pro­blemática de las invasiones de propiedades privadas.

Abdo critica a los políticos que incitan enfrentamientos

Se solidarizó con la Policía Nacional, que es víctima de violencia, y responsabilizó a los legisladores de ser los incitadores desde la comodidad de sus oficinas.

El presidente Mario Abdo Benítez desde Borja, Guairá, arremetió duramente contra aquellos políticos que incitan los enfrentamientos desde el aire acondicionado en Asun­ción como parte de una agenda electoral y luego se van a posar con las personas ensangren­tadas. Esto en referencia a las invasiones sistemáticas que están sucediendo.

Manifestó su solidaridad a la Policía Nacional, que es víctima de violencia, y res­ponsabilizó a los legisla­dores de ser los incitado­res desde la comodidad de sus oficinas. Agregó que los policías son también hijos de humildes personas y son estos los que se enfrentan a las ocupaciones en las cua­les incluso llegan a perder su vida. El presidente con un tono sin vaivenes dijo que a su gobierno le restan 2 años y que ahora él ya no se pre­ocupa porque, a su criterio, ya no sería separado de su cargo. “Yo ya no tengo nada que ganar ni que perder, me quedan dos años más de pre­sidente ha upéi aháma, ahá­tama”, sostuvo.

Sobre los procesos políticos que se gestan entre los diver­sos sectores, indicó que tanto colorados como no colora­dos trabajan en una hoja de ruta para desprestigiar a su gobierno. “Construyen un itinerario legítimo para des­prestigiar su autoridad”.

Dijo además que él es demó­crata y tiene que avisar a la población que no se deje manipular y que pueda real­mente analizar. Por otra parte, sobre la reducción de la extrema pobreza, dijo que pueden no estar orgullosos de Marito, pero pidió que estén orgullosos del trabajo de los paraguayos.

Finalmente sostuvo: “Yo no quiero un pueblo mudo y anestesiado, cuando se cometen injusticias, que hablen, pero reconstruir esa posibilidad de diálogo entre la autoridad y el pue­blo. Que las manifestaciones sean manifestaciones cons­truidas desde la razón y las promesas cumplidas”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar