La millonaria deuda del Gobierno con empre­sas constructoras colocan en peligro la conti­nuidad de las obras viales y miles de puestos de trabajo. La administración del pre­sidente Mario Abdo Bení­tez adeuda al sector más de 250 millones de dólares y estos a su vez sostienen una millonaria deuda con el sis­tema financiero por enormes inversiones realizadas.

El presupuesto del Minis­terio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) solo contempla el pago de las obras que ya se encuentran en pleno proceso de ejecución y de aquellas licitaciones que se encuentran en etapa de adjudicación. Al respecto, el titular de la Cámara Vial Paraguaya (Cavialpa), Paul Sarubbi, afirmó durante el programa “Fuego cruzado”, emitido por el canal GEN, que “nosotros ya desde el 2020 venimos con atrasos importantes en los cobros de los certificados de obras. El año pasado se pudo solu­cionar una parte a fin de año con un crédito progra­mático que salió del BID y que se aprobó en diciembre. Hubo de nuevo otro saldo que pasó para el 2021 y este año fue acumulándose otra vez esa deuda a medida que van pasando los meses con los tra­bajos ejecutados”.

Señaló que existe un crédito programático del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), que ya se encuentra en el Congreso, será analizado la semana próxima y contará con la aprobación. “Son cré­ditos de US$ 100 millones que en algo ayudarán para poder superar esta situación, pero lo mismo vamos a que­darnos con un saldo impor­tante que otra vez se agran­dará y aumentará mes a mes a medida que los trabajos se van moviendo (…). En Para­guay las obras se financian de 2 maneras, con fondos locales y con los fondos externos que son los organismos multilaterales y los locales provienen del Tesoro, de los ingresos tri­butarios y por colocación de bonos”, indicó.

Sarubbi añadió que el pasado año el Estado, a raíz de la pan­demia del covid-19, empezó a tener más gastos de los que tenía previsto y menos ingre­sos de los que tenía previsto. “Esto hizo que haya un desba­lance de los flujos que estaban previstos y ya desde agosto del pasado año el Ministerio de Hacienda le pasó un pedido a Obras Públicas de que ya no se vuelva a licitar nada por fondo local, pero el pro­blema está en las obras que ya venían ejecutándose, que tendrían que tener ya algún calce para poder ir pagando, pero que a causa de la pande­mia no se dio”, afirmó.

Agregó a la vez que desde el sector entienden que es una realidad la inversión que se realizó en Salud Pública sos­teniendo que “una vida no se puede recuperar, pero que la crisis ocasionó el conflicto que atraviesan”.

Sarubbi manifestó que la problemática afecta a todos los sectores pertenecientes a dicho rubro, pero en la “gene­ralidad de los casos” mayor­mente perjudica a las obras de fondos locales, las más pequeñas.

La problemática no solo gene­rará una crisis económica, sino también social. Indicó que las empresas construc­toras tienen varios proveedo­res de materiales, de equipos, servicios, subcontratistas personales que deben cobrar mensualmente y entonces cuando se deja de tener capa­cidad de pago se genera un problema tanto “económico y social muy grande porque hay mucha gente que quedará sin trabajo y además el país necesita de inversiones, Para­guay es un país mediterráneo que vive de su logística, tene­mos que tener las carreteras en buen estado, los puentes, tenemos que tener hidrovías o si no nuestros productos dejan de ser competitivos en el resto del mundo. Si se deja de invertir, no vamos a poder crecer”.

Por otra parte, indicó que se deben ver otras formas de financiamiento de proyec­tos. En ese sentido, detalló que en Paraguay se tienen herramientas interesan­tes como la Ley de Alianza Público-Privada (APP), la Ley Llave en Mano, la de Inversión Privada y la Ley de Concesiones.

PANDEMIA ECONÓMICA

Ante la millonaria deuda, dijo que esperan que se pueda solucionar, atendiendo a que son uno más de los tantos rubros que están teniendo problemas de pago con el Estado, pero hay que buscar una solución cuanto antes, porque si bien se está saliendo de una situación de pandemia sanitaria, el país se encamina a una pandemia económica.

“Mes a mes va aumentando, pero hoy estamos utilizando una herramienta que nos está ayudando en algo que es la cesión de créditos, de nues­tros certificados de obras. Nosotros le cedemos el dere­cho de esos cobros de los cré­ditos a los bancos y los bancos nos adelantan los montos de esos certificados, pero siem­pre con un descuento, con una tasa que es lo lógico. A noso­tros nos oxigena de alguna manera, pero perdemos una parte del certificado que muchas veces es el beneficio que teníamos previsto en la obra”, comentó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar