El titular de la Comisión Nacional de Juegos de Azar (Conajzar), José Antonio Ortiz Báez, fue salvado por un grupo de senadores de la sanción “moral”, el voto de censura, por las insatisfac­torias respuestas al pleno de la Cámara Alta durante su interpelación por varias denuncias en contra de su gestión. Con solo 25 votos de los 30 requeridos para el voto de censura, Ortiz Báez se salvó de la reco­mendación del Senado para su remoción, ya que llama­tivamente otros 16 legis­ladores se ausentaron de la sesión al momento de la votación nominal.

El senador Juan Car­los Galaverna ya vati­cinó que no llegarían a los votos necesarios para la censura y recomenda­ción al Poder Ejecutivo de la destitución de Ortiz de la Conajzar. Galaverna dijo que tenía informa­ción de que varios sena­dores tuvieron un lobby “cariñoso” del titular del citado ente. “(...) Tengo informaciones confiables de que ha habido un lobby muy cariñoso de parte del presidente de Conajzar y de algunos de sus padrinos y que eso impediría llegar a los 30 votos”, denunciaba Galaverna.

Este fue el segundo intento de tratar el voto de censura; el pasado 26 de agosto, la sesión extraordinaria con­vocada para este fin quedó sin quórum atendiendo a que algunos senadores abandonaron el pleno, ya que no lograrían los 30 votos para la censura y así evitaron enviar al archivo el proyecto.

Ortiz fue interpelado por varias irregularidades, pero principalmente por el pre­sunto negociado con las máquinas tragamonedas en la concesión y explotación irregulares. Se estima que en el país existen unas 150 mil máquinas, que en los peores momentos rinden ganancias de G. 2 millones al mes cada una y mueven unos G. 300 mil millones mensuales.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar