El diputado Hugo Ramírez, de la Asociación Nacional Repu­blicana (ANR), criticó la “diplo­macia” ejercida por China para comercializar sus vacunas con­tra el letal covid-19.

“Esta es la bondad de China Continental; por diferencias políticas se niegan a vender e incluso aceptaron un pago que ahora tienen que devol­ver. La diplomacia de las vacunas es un cuento chino, como dijimos”, sentenció el legislador.

Hugo Ramírez.

Las declaraciones del parla­mentario se dan ante el anun­cio realizado el sábado por el ministro de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS), Julio Borba, quien dijo que la empresa G42, subsidiaria de las dosis Sinopharm, notificó a las autoridades nacionales sobre la rescisión del contrato con Paraguay de manera uni­lateral por “razones inexplica­bles”, pero no se descarta que esta decisión haya sido tomada por cuestiones geopolíticas.

Al respecto, Ramírez instó a los sectores políticos como el Frente Guasu a pronunciarse sobre la decisión, teniendo en cuenta que sus senadores en reiteradas ocasiones presen­taron proyectos que insta­ban al Ejecutivo a establecer relaciones diplomáticas con China. Así también, propusie­ron intercambio de bienes y servicios chinos para enfren­tar la pandemia del corona­virus a cambio de materias primas agrícolas y alimen­tos excedentes de Paraguay, propuestas que fueron recha­zadas rotundamente por los demás congresistas.

El colorado realizó el mismo pedido a su colega liberal Celeste Amarilla, quien en una ocasión respaldó también la propuesta de establecer rela­ciones diplomáticas con dicho país, bajo el argumento de que Paraguay solo recibe “monedi­tas” de parte de Taiwán.

Paraguay había dado un anti­cipo de US$ 5 millones por la adquisición de un millón de dosis de las vacunas contra el covid-19, de las cuales fueron entregadas 250 mil, que ya fueron abonadas en su tota­lidad. Al respecto, Borba dijo que desde la firma en cuestión ya procedieron ayer a la devo­lución de dicho anticipo.

Aunque las autoridades de China Popular no hayan indi­cado de qué se tratarían las “razones inexplicables” que señaló Borba, es conocida la postura política de dicho país sobre Taiwán, al que consi­dera una provincia rebelde desde 1949 y cualquier país que tenga vínculos diplomá­ticos con el gobierno de la isla no es aceptado.

¿CUESTIONES GEOPOLÍTICAS?

Consultado sobre si esta deter­minación pudo haber sido tomada debido a que Paraguay no tiene relaciones diplomá­ticas con China Continental, el ministro Julio Borba res­pondió que las razones podrán ser explicadas con mayor pre­cisión desde la Cancillería Nacional, aunque tampoco negó que pueda tratarse de cuestiones netamente geopo­líticas ante la disputa entre China Popular y Taiwán.

La misma postura fue brin­dada a La Nación por el asesor de Asuntos Estratégicos del Ejecutivo, Federico González, quien se limitó a mencionar que “así parece”. El canciller Euclides Acevedo también fue consultado sobre el conflicto y afirmó a través de un men­saje “estar fuera de área”.

Dejanos tu comentario

18H

¿Qué acciones debe emprender Tributación para lograr una mayor formalización?

Click para votar