El Congreso fijó una mayoría de 30 votos en Senado y 53 en Diputados para expulsar a un legislador, mientras que la Carta Magna establece una mayoría simple.

Por segunda vez en un período de dos años, el presidente de la República, Mario Abdo Bení­tez, vetó la cuestionada ley de autoblindaje, por la que se intentó modificar el pro­cedimiento constitucional establecido para la pérdida de investidura de los congre­sistas. Ayer, el Poder Ejecu­tivo dio a conocer el Decreto 5462, por el cual el mandata­rio objeta totalmente el pro­yecto de ley que buscó regla­mentar el artículo 201 de la Constitución Nacional, que alude al tema.

Con la ley sancionada el 20 de mayo por la Cámara de Senadores se pretendía esta­blecer un nuevo mecanismo para la pérdida de investi­dura de un parlamentario, disponiendo que para ello se debe reunir una mayo­ría absoluta. Esto implica dos tercios de los votos, y ya no con mayoría simple, tal como se venía aplicando. Tras esta decisión tomada por el gobernante, el texto volverá al Congreso Nacio­nal, que tiene la facultad de ratificarse o aceptar el veto del Ejecutivo.

Recordemos que el proyecto de ley se inició en el Senado y fue modificado en la Cámara de Diputados, donde se incluyó en el artículo 9º que debe darse la expulsión con mayoría absoluta de 2/3 en cada cámara respectiva. Con ello se fijó que en el Senado serían necesarios 30 votos y en Diputados 53 votos para que un legislador pierda su investidura. Actualmente está vigente la mayoría sim­ple para su aprobación, que sería 41 en Diputados si se encuentran los 80 presentes, y 23 en el Senado si están los 45 senadores.

Esta es la segunda vez que Abdo Benítez toma la deci­sión de objetar totalmente modificar el citado artículo de la Constitución Nacio­nal, puesto que en el 2019 ya hubo un intento desde el Congreso Nacional de for­zar la promulgación de una ley similar. Se argumenta que la intención reiterativa de los legisladores colisiona con la propia Carta Magna de la nación.

SEPA MÁS

Pedidos de expulsiones

En la Cámara de Senadores yacen varios pedidos de expulsiones a sus integrantes. En la lista de solicitudes de expulsiones figuran el colorado Rodolfo Friedmann, quien tras varios intentos de tra­tar el pedido fue salvado por sus pares.

A esto se suman los pedidos de expulsión de Javier Zacarías Irún, Sixto Pereira, Fidel Zavala, y el último, Sergio Godoy. Ade­mas existen otros pedidos pero aún no fueron oficializados para expulsar a Hugo Richer y Pedro Santacruz.

Dejanos tu comentario

16H

¿Cómo Salud Pública debe manejar el aumento de casos de COVID en Alto Paraná?

Click para votar