Ya no se trata solo de una “sen­sación” de inseguridad; final­mente, el Gobierno admi­tió que la ola de asaltos y de hechos delictivos es una reali­dad en las calles de todo el país. Hace apenas una semana, el subcomandante de la Policía Nacional, el comisario Víctor Balbuena, hablaba solo de una “sensación de inseguridad” sobre los hechos delictivos que se “mediatizaron”.

Ayer el pro­pio presidente de la República, Mario Abdo, habló sobre esta situación y adelantó que ins­truirá al comandante de las fuerzas públicas para forta­lecer la presencia policial en las calles. “Vamos a pedirle al comandante de la Policía que fortalezca la presencia de linces, que se atienda esta reali­dad que se está viviendo hoy y pedirle mayor esfuerzo a la Poli­cía Nacional para que esté en las calles”, dijo el mandatario ante la consulta de los medios de prensa sobre esta situación. La presencia de los agentes de la motorizada se vio relegada a raíz de las averías de la mayoría de los biciclos.

Por su parte, el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, refirió que en este momento existe una alta tasa de insegu­ridad; sin embargo, mencionó que este problema de inseguri­dad no es solo un problema de la Policía, sino que se trata de un problema integral. “Eso no se puede negar. Pero la Policía ya tiene instrucciones, el coman­dante ya dispuso más presencia policial. Desde el Ministerio del Interior también ya estableci­mos una línea atendiendo que el problema de la inseguridad no es solo de la Policía, sino que es una situación integral que debe involucrar a todos”, sostuvo el titular de la cartera de seguri­dad.

La desatinada descripción del subcomandante Balbuena fue rectificada por él mismo, días después; sin embargo, el mote de “sensación” de insegu­ridad causó indignación tanto en la propia ciudadanía que sufre de la ola de delincuencia, como también de las autorida­des de turno.­

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar