La orden de embargo se emitió contra tres senadores, una diputada, un parlasuriano e incluso contra el propio presidente del partido del PLRA.

El Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial, a cargo de la jueza Alejandra Magalí Zavala, procedió a notificar sobre el embargo de ingre­sos a varios integrantes y ex miembros del directorio del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA). Entre ellos figuran tres senadores, una diputada y un parlasu­riano. La orden de embargo incluye igualmente al pro­pio titular del Partido Libe­ral, Efraín Alegre, por deu­das contraídas en el marco de la campaña electoral del 2018 que no fueron saldadas.

El documento judicial hace referencia al juicio denomi­nado: Meridian SA c/ Partido Liberal Radical Auténtico y otros sobre Acción Ejecu­tiva. Los políticos liberales demandados en ese contexto son el parlasuriano Juan Félix Bogado Tatter, la dipu­tada Esmerita Sánchez, los senadores Juan Bartolomé “Ancho” Ramírez, Víctor Ríos y Blas Lanzoni. Así como el propio titular del PLRA y responsable del incumpli­miento de la deuda, Pedro Efraín Alegre.

Conforme al documento, el embargo se realiza sobre la cuarta parte del salario, comisión o cualquier otro ingreso que perciba la parte demandada, que son los par­lamentarios y otras autorida­des del PLRA; hasta cubrir la suma de G. 1.124.502.582, que es la suma que se reclama en el juicio, más la suma de G. 112.400.000, que se fijan como gasto de justicia.

Al respecto, el senador Víc­tor Ríos afirmó desconocer a cuál de las deudas del Partido corresponde este embargo. Según informaciones que manejaba, el directorio del PLRA había informado que estaban al día con las deudas. La realidad financiera sería diferente, ya que las deudas habrían sido adquiridas por una entidad financiera.

“Me acaban de enviar esto, entiendo que es por una de las deudas del partido, el direc­torio y el presidente habían informado que el partido se puso al día con los pagos, evi­dentemente que no, y ahora viene este embargo de G. 1.200 millones, no sé exac­tamente a qué préstamos corresponde”, aseguró el legislador.

Para la campaña del 2018 del actual presidente liberal Efraín Alegre, varios legis­ladores y dirigentes políti­cos habrían apoyado finan­cieramente al partido, como codeudores, y hoy en día esta­rían siendo quienes carguen con la deuda. Al parecer, esta deuda habría sido comprada por una entidad financiera que ahora está realizando el reclamo correspondiente.

Igualmente, el senador Bartolomé “Ancho” Ramírez manifestó estar sorprendido con la notifica­ción de embargo que recibió. En comunicación con Radio UNO, señaló que en su vida “ni al coreano le debía, y ahora por la irresponsa­bilidad de Efraín Alegre, él y otros legisladores están en la penosa situación”, comentó.

En comunicación con La Nación, el senador Ramírez indicó que están viendo con abogados la situación de la deuda, porque existiría ya un embargo al PLRA, por la misma deuda, pero la finan­ciera actuó de igual forma con los codeudores.

SEPA MÁS

Liberales exigen transparencia desde el 2019

Desde el 2019 varios legisladores liberales han solicitado vía notas, y por todos los medios posibles, al titular del PLRA, Efraín Alegre, una rendición de cuentas sobre las deudas del partido. En noviembre de ese año, el senador Blas Llano había denunciado que tras varias notas presentadas al directo­rio partidario, ni una sola nota fue respondida respecto a la deuda.

Para entonces, los legisladores de ambas cámaras del Con­greso coincidían que no había una apertura al diálogo por parte del presidente del partido, Efraín Alegre, y se abría la gran brecha de división entre varios dirigentes libera­les y Alegre. Ellos reclamaban la transparencia en el uso del dinero del partido, que para entonces, desconocía la forma en que se gastaron los G. 38.000 millones, y aseguraban que ya desde entonces el partido estaba en bancarrota.

En tanto que Efraín Alegre, en marzo del año pasado, se defen­día asegurando que “el PLRA tiene deudas, porque el Gobierno no les transfería el dinero” del subsidio político. Esa fue su manera de defenderse ante las graves denuncias de sobrefac­turación en las que se vio involucrado. “El PLRA se encuentra con muchas deudas debido a que el Gobierno no está transfi­riendo los subsidios que le corresponde. Esa es la única fuente de financiamiento con la que contamos. No tenemos recursos de la mafia ni de la fuente negra”, sostuvo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar